LA PELÍCULA DE LA OPERACIÓN LAVA JATO ENTRÓ EN ESCENA EN LA AGENDA POLÍTICA DE BRASIL

20

La película que rinde homenaje a la operación Lava Jato fue presentada hoy en sociedad en la ciudad sureña de Curitiba, epicentro de la investigación por corrupción que desde hace tres años marca la agenda política de Brasil, y tiene como protagonistas a actores que representan al juez Sergio Moro y al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.
Una montaña de billetes falsos representando 4.000 millones de reales (unos 1.200 millones de dólares) fue colocada en una jugada de marketing de la producción de la película “A Lei é para Todos” (“La ley es para todos”) en el centro de Curitiba.
La película, que se estrenará el el 7 de septiembre, Día de la Independencia, está teñida de la disputa política inaugurada con la operación que descubrió una red de corrupción política a partir de sobornos pagados por empresas constructoras a funcionarios de Petrobras.
Para la avant premiere en Curitiba, lugar donde se filmó, fueron invitados el juez Moro, los comisarios y los fiscales.
Hasta hoy se mantenía en secreto quién es el financista del rodaje de que costó unos 5 millones de dólares.
“Por ser un asunto que afecta todo el país, la Lava Jato tiene un condimento adicional, una oportunidad única para un thriller”, dijo el director, Marcelo Antunez.
La producción adelantó que esta será la primera parte de una saga de al menos tres filmes vinculados al caso.
En esta oportunidad, el foco está entre el inicio de la investigación y el operativo policial que terminó en la declaración forzosa de Lula el 4 de marzo de 2016, tal vez el inicio de la caída de la presidenta Dilma Rousseff y el ascenso del actual mandatario, Michel Temer.
Los personajes de Lula y Moro son secundarios; lo que realmente está contado es la historia de los comisarios de la Polícia Federal que iniciaron la causa a partir de delitos menores que conectaban la corrupción a un lavadero rápido de autos (Lava Jato).
Los comisarios, aquel año, se involucraron directamente en política al publicar en Facebook el apoyo al entonces candidato opositor, Aecio Neves, senador del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).
La producción del filme defendió hoy, con la acción de marketing, los logros de la operación Lava Jato, como la recuperación de dinero en cuentas en el exterior que habían fugado tanto corruptos como corruptores.
El clima político generado por la investigación llevó a miles de personas a las manifestaciones de las cuales participaban futuros investigados y sin duda contribuyeron a generar el pedido de juicio político a Rousseff, quien no estuvo ni está acusada pero fue destituida por irresponsabilidad fiscal.
La presentación de la película se produjo pocas semanas después de que Moro condenara a Lula a nueve años y medio de prisión por corrupción pasiva.
Lula considera que la condena de Moro, basada en la denuncia de la fiscalía de Curitiba, es una jugada política para sacarlo de las elecciones de 2018, pues si la cámara de apelaciones de Porto Alegre confirma la condena, no podrá competir.
Moro fue acusado este fin de semana de haber intentado negociar en forma ilegal una delación premiada del ex abogado de Odebrecht en España, el hispanobrasileño Rodrigo Tacla Durán, quien se encuentra en Madrid.
Tacla Durán, ex operador y cerebro financiero mundial de Odebrecht, dijo al diario Folha de Sao Paulo que el amigo y padrino de casamiento de Moro, el abogado Carlos Zucolotto, lo contactó para ofrecerle menos penas y menos multa en caso de que acceda a delatar a cambio de un acuerdo monetario “por fuera”.
Tanto Moro como los fiscales de la operación Lava Jato negaron la versión.
“Es lamentable que la palabra de un acusado escapado de la justicia brasileña sea utilizada para lanzar sospechas a la actuación de la justicia”, dijo Moro, utilizando justamente las palabras de los políticos cuando son blanco de delatores.
España negó la extradición a Brasil de Tacla Durán debido a que también es ciudadano español.
En medio de la campaña de lanzamiento de la película, Lula volvió a acusar a los fiscales de la operación Lava Jato de haber contribuido a la muerte de su esposa, Marisa Leticia Rocco, fallecida este año a consecuencia de un derrame cerebral.
“Estos chicos de la operación Lava Jato tienen responsabilidad en la muerte de ella, porque ella se dedicó a cuidar a los hijos, hacer política, solidaridad, y de repente de la forma más banal y más cretina posible fue tachada de corrupta; no hay explicación”, dijo Lula a la radio Currais Novos, del estado Rio Grande do Norte.
Uno de los patrocinadores del filme es Tele Cine, canal de cable del gigante Globo y el actor que encarna a Moro es Marcelo Serrado, famoso por haber comandado a actores de novelas hacia las manifestaciones para pedir la caída de Rousseff.
Moro, recientemente, negó que vaya a ser candidato a la Presidencia.