La nueva tarifa entrará en vigencia el miércoles 13 de marzo. Se trata de uno de los cuatro puntos de ascenso masivo de Buenos Aires junto a Ezeiza, Buquebus y la Terminal de Ómnibus de Retiro, que se implementarán durante el transcurso de este mes. Los pasajeros podrán saber la tarifa de su viaje antes de subirse al taxi.

La tarifa prefijada tendrá vigencia en el Aeroparque Jorge Newbery a partir del miércoles 13 de marzo. El usuario que opte por tomar un taxi en ese lugar, lo hará con un valor preestablecido indicando su destino en los tótems dispuestos. Esta medida para organizar el egreso de los pasajeros en paradas de ascenso masivo se implementará en Ezeiza; Buquebus y la Estación Terminal de Ómnibus Retiro durante el mes de marzo. Esto forma parte de una serie de medidas para hacer más transparente y seguro el servicio de taxis en paradas de acceso masivo, no sólo mediante el valor prefijado del viaje, sino con la incorporación de tecnología para dar mayor previsibilidad al pasajero y modernizar el servicio.

“La iniciativa, que trabajamos en conjunto el Gobierno Nacional con el de la Ciudad de Buenos Aires surge de la mano del plan de modernización que estamos haciendo en aeropuertos de todo el país. En la Ciudad, además vamos a sumar terminales de jurisdicción nacional como son el Puerto y la Terminal de Omnibus de Retiro. El principal objetivo es mejorar la calidad en la experiencia de viaje de los usuarios de transporte y de los turistas y terminar con la discrecionalidad. Ya dimos un primer paso con el sistema de control por barreras que ya funciona en Aeroparque y que muy pronto llegará a Ezeiza.” Guillermo Dietrich, Ministro de Transporte de la Nación.

“Con la implementación de la tarifa preestablecida en paradas de ascenso masivo, los vecinos y turistas que lleguen a la Ciudad van a contar con un servicio más transparente y de calidad. Los usuarios podrán tener información precisa en relación al viaje a realizar antes de subir al taxi garantizando una experiencia satisfactoria.“ Juan José Mendez, secretario de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires.

“Con este trabajo conjunto entre los Ministerios de Transporte de la Nación y de la Ciudad de Buenos Aires, estamos dando respuesta a un reclamo histórico de los pasajeros, que eran víctimas de organizaciones que manejaban las paradas y no permitían que otros taxistas trabajaran.” Patricio Di Stefano, presidente del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos.

Anteriormente, en estas paradas de ascenso masivo el costo del viaje en taxi se medía con el taxímetro en base a tiempo y distancia; con el nuevo régimen el costo del viaje se preestablecerá en base a una fórmula que parte de: distancia en kilómetros a recorrer; bajada de bandera (10 fichas reloj); y bulto adicional (5 fichas reloj por cada bulto adicional). Es decir, se elimina la variable tiempo para poder establecer el monto final. En cuanto a los peajes, si los hubiere, estarán a cargo del pasajero y no están incluidos en el precio del ticket.