El consumo de “carne vegetal”, entre otros alimentos elaborados en base a plantas, crece en la Argentina de la mano de empresas food tech locales y latinoamericanas que buscan satisfacer la demanda de quienes desean reducir el consumo de proteína animal sin resignar la experiencia.

“Si bien la idea de desarrollar una línea Meat Free (sin carne) viene desde hace casi una década, sabíamos que en ese momento el mercado no se encontraba preparado para una línea de productos tan revolucionaria”, afirmó Adolfo Rouillon, uno de los dos emprendedores rosarinos detrás de la food tech de alimentos congelados Frizata.

Esta firma lanzó en los últimos días nuevos productos dentro de su línea de hamburguesas vegetarianas hechas a base de plantas que recrean el sabor, el color y la experiencia de la carne, pero sin carne.

(Fuente: Télam)