OCDE: SE MODIFICARON 93 DE 99 REGÍMENES FISCALES

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indicó hoy que se modificaron 93 de los 99 regímenes fiscales preferenciales para los que había pedido cambios en junio de 2016, dado el carácter dañino que consideró que tenían en términos de competencia para otros países.

“La velocidad de estos cambios no tiene precedentes”, subrayó la OCDE en un informe publicado hoy, que puntualizó que quedan dos de esos regímenes, en Francia e Italia, “dañinos” y otros cuatro -dos de ellos en Barbados, Jordania y Turquía-, “potencialmente dañinos”.

En el caso de Francia, se menciona la reducción del tipo impositivo que se aplica a las ganancias y beneficios de capital de largo plazo en los derechos de propiedad intelectual y, respecto de Italia, señalaron la fiscalidad de los ingresos para activos intangibles.

En cuanto al grupo de “potencialmente dañinos”, hay dos regímenes en Barbados sobre los servicios financieros internacionales y sobre las ganancias en créditos en divisas extranjeras; otro de Jordania respecto del desarrollo de zonas de libre comercio y uno en Turquía, relacionado a zonas de desarrollo tecnológico, replicó la agencia EFE.

Según el marco del proyecto contra la erosión de la base impositiva y la transferencia de beneficios (conocido como BEPS), lanzado en junio de 2016, los países incluidos debían ajustar esos regímenes “tan pronto como sea posible” y, como muy tarde, dentro de un año.

El proceso preveía el examen de 164 incentivos fiscales que se aplican a multinacionales susceptibles de que desplacen su sede por razones impositivas, esencialmente servicios financieros y derechos de propiedad intelectual.

La OCDE, que recibió el encargo del proyecto BEPS del G-20 en 2015, concluyó que 99 de todos ellos tenían que ser modificados para que dejaran de tener un impacto dañino, mientras que 56 no planteaban ese riesgo y 9 se encuentran todavía bajo escrutinio, con vistas a su catalogación.

El responsable del departamento fiscal de la ODDE, Pascal Saint Amans, resaltó que en casi 95% de los regímenes que debían cambiarse, ya lo han cumplido o lo están haciendo.

“Los resultados muestran que el compromiso político de los miembros del marco inclusivo conduce rápidamente a progresos tangibles y mensurables”, agregó.

De acuerdo con la organización, las prácticas de las multinacionales que aprovechan las “lagunas” de la normativa fiscal de los países para ocultar sus beneficios, o transferirlos donde les resulte más favorable, tiene un costo de entre 100.000 y 240.000 millones de dólares para las arcas públicas cada año.

Las estimaciones, que la OCDE califica de “prudentes”, equivalen a del 4% al 10% de la recaudación mundial del impuesto de sociedades.