El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, afirmó que la obra pública ha sido una de las grandes fuentes de corrupción? del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y sostuvo que ahora las obras se licitan de manera transparente, a diferencia del desvío escandaloso que se tramó para que Lázaro Báez y otros funcionarios se hagan millonarios.


Con la llegada de Mauricio Macri al gobierno el primer gran cambio fue una pelea de frente a la corrupción y la obra pública, que ha sido una de las grandes fuentes de corrupción, aseguró el ministro de Transporte.

(Fuente: Télam)