La nube híbrida, modelo de infraestructura ideal

A partir de la nueva normalidad en la que está inserta el mundo, la tecnología comenzó a enfocarse en el apoyo del trabajo remoto, habilitando rápidos y sencillos despliegues de infraestructuras de IT para dar soporte a todos los colaboradores de la organización desde cualquier lugar geográfico en el que se encuentren. Esto estimuló a un mayor y acelerado progreso empresarial con la expansión de la nube. En este escenario, Nutanix, líder en computación en nube híbrida, lanzó su tercer informe de investigación global titulado Enterprise Cloud Index, que mide el progreso de las empresas en la adopción de nubes privadas, híbridas y públicas. Esta vez, la encuesta realizada a profesionales IT estuvo enfocada en el impacto que generó la pandemia en las decisiones y estrategias de IT actuales y futuras. El 86% afirmó que la nube híbrida continúa siendo el modelo de infraestructura de IT ideal y la conclusión principal es que las organizaciones que utilizan entornos híbridos tienen más probabilidades de planificar para centrarse en los esfuerzos estratégicos. Por tercer año consecutivo, Vanson Bourne llevó a cabo la investigación en nombre de Nutanix, encuestando a 3.400 responsables de la toma de decisiones de IT de todo el mundo sobre dónde están ejecutando sus aplicaciones empresariales hoy en día, dónde planean ejecutarlas en el futuro, cuáles son sus retos en la nube y cómo sus iniciativas en la nube se comparan con otros proyectos y prioridades de IT. La base de encuestados abarcó múltiples industrias y tamaños de negocios. Las empresas dependen cada vez más de múltiples nubes públicas para satisfacer sus necesidades, en comparación con años anteriores. Según el estudio Enterprise Cloud Index de Nutanix al 76% de los encuestados la pandemia los llevó a pensar en la tecnología con un rol más estratégico, generando un aumento en las inversiones en la nube híbrida del 46% de los encuestados. Además, la encuesta identificó que el 63% utiliza dos o más nubes públicas, o multi-nube, y se espera que este número crezca al 71% en los próximos 12 meses.  Además, gran parte de los encuestados que utilizan entornos híbridos comentaron que es probable que ofrecieran configuraciones de trabajo más flexibles, fortalecieran sus planes de continuidad empresarial, simplificaran las operaciones y aumentaran el uso de las conferencias digitales debido a la pandemia.  “En enero, para muchas empresas la tecnología se consideraba un elemento básico de un negocio que permitía procesos organizativos básicos. Con la llegada del COVID-19, adquirió un significado completamente nuevo y el mismo aceleró el paso hacia una nueva era de la IT estratégica, determinando la viabilidad a largo plazo de cualquier orgnización. Los hallazgos del Enterprise Cloud Index de este año reflejan esta nueva realidad. La nube híbrida es la pionera y lo seguirá siendo a medida que naveguemos por entornos físicos y virtuales en simultáneo”, comenta Wendy M. Pfeiffer, Directora de Información de Nutanix.  A su vez, el informe develó las siguientes conclusiones:

  • Las empresas dieron un paso clave hacia su modelo operativo de IT más acorde a tu negocio: Los encuestados mundiales informan de que han dado los primeros pasos clave para ejecutar con éxito un entorno híbrido, incluida la adopción de una infraestructura hiperconvergente en sus centros de datos y el desmantelamiento de los centros de datos no habilitados para la nube en favor del uso de las nubes privadas y públicas. Los equipos de TI mundiales también están planificando cambios sustanciales en la infraestructura; prevén que, en promedio, los despliegues de nubes híbridas aumenten en más de 37 puntos porcentuales en los próximos cinco años, con la correspondiente disminución de 15 puntos en los centros de datos no habilitados para la nube. Lo más notable de las muchas categorías de infraestructura, los encuestados informaron de la utilización de un modelo mixto de nube privada, nube pública y centro de datos tradicional más a menudo que cualquier otro (casi el 26%), lo que probablemente sea un precursor del despliegue de una nube híbrida.

  • El teletrabajo llegó para quedarse, y las empresas están planeando continuar con esta modalidad: En la encuesta del año pasado, cerca del 27% de las empresas encuestadas no tenían trabajadores a tiempo completo en casa. Ese número cayó 20 puntos porcentuales este año a sólo el 7%, como resultado de COVID-19. Para 2022, los encuestados predicen que un promedio del 13% de las empresas no tendrán empleados a distancia a tiempo completo en ese momento, menos de la mitad que hace un año en 2019, antes de la huelga de COVID. Por lo tanto, la mejora de la infraestructura de TI (50%) y las capacidades de trabajo desde casa (47%) se han convertido en prioridades para los próximos 12 a 18 meses.

  • Actualmente los resultados estratégicos de los negocios son los cuales impulsan un cambio: Los encuestados dijeron que sus principales motivos para modificar sus infraestructuras de TI son obtener un mayor control de sus recursos de TI (58%), obtener la flexibilidad para cumplir con los requisitos dinámicos del negocio (55%) y mejorar el soporte a los clientes y trabajadores remotos (46%). Por el contrario, sólo el 27% mencionó el recorte de costes como un factor impulsor.

  • El COVID-19 enfrentó a profesionales de la educación a ciertos desafíos y necesidades únicas: Un mayor número de encuestados de la industria de la educación citaron “garantizar que los trabajadores a distancia dispongan de equipos informáticos adecuados” como un reto primordial que cualquier otra cuestión. El 47% también citó como uno de los principales desafíos el proporcionar “canales de comunicación adecuados entre los empleados, clientes y usuarios”. El sector de la educación está dando los pasos adecuados hacia la transformación, ocupando un lugar destacado en los despliegues de nubes privadas, ya que el 29% de los encuestados afirmó que sólo utilizaba nubes privadas (sustancialmente más que la media mundial del 22%).