LA MITAD DE LOS BANCOS ARGENTINOS YA SE ASOCIÓ CON UNA “FINTECH” PARA POTENCIAR SUS SERVICIOS

18
La rivalidad entre los bancos y las empresas de base tecnológica que prestan servicios financieros en el país, denominadas “fintech”, dejó de ser tal para convertirse una relación de complementariedad y, de hecho, la mitad de las entidades financieras ya se asoció con un desarrollo tecnológico de tales características.
“En Argentina, la mitad de las organizaciones del sector financiero ya están asociadas con un desarrollo tecnológico FinTech y superan el 80% las que esperan estarlo en los próximos 3 años”, concluyó una encuesta realizada por la consultora británica PwC.
Rosana Mazza, socia de PwC Argentina, especialista en servicios digitales, señaló a Télam que “las instituciones financieras nacionales están aceptando el potencial de los nuevos desarrollos tecnológicos como fuente de innovación”.
Prueba de ello es el reciente convenio al que arribaron la fintech Presto, una de las más grandes del país con 200 empleados y $ 300 millones en créditos otorgados, y los bancos Roela, de Córdoba, y Masventas, de la provincia de Salta.
“Bancos y fintech somos complementarios. Que se haya puesto el tema fintech en discusión y que los bancos se hayan preocupado por nosotros es bueno para todos”, sostuvo a Télam, el director ejecutivo de Presto, Alejandro Muszak.
Destacó que la fintech que conduce hizo “dos alianzas con bancos que estarán operativas el próximo mes, el Roela y el Masventas, con quienes tenemos la misma visión de complementariedad: ellos con su aporte de capital y nosotros con nuestro conocimiento y el manejo de la tecnología”.
A su criterio, “hay en el Gobierno una predisposición y una bienvenida a estos nuevos modelos”, pero consideró que “es preciso una mayor flexibilidad para la operatoria y menor requisición de papeles”.
Presto está a punto de lanzar el primer fideicomiso financiero público de una fintech en la Argentina por $ 50 millones, con la entidad de servicios financieros AdCap como colocadora.
Otro jugador del mismo mercado, Juan Pablo Bruzzo, cofundador de Moni, señaló que “hay un mercado muy grande y creciendo mucho” en el segmento fitench.
“En los últimos 12 meses nosotros multiplicamos por tres los préstamos otorgados, lo cual es un reflejo de que hay un mercado desatendido, que necesita una solución”, indicó Bruzzo, cuya plataforma ofrece préstamos personales de hasta $ 7.000, sin papeles, que se acreditan en el día.
De acuerdo a los números que maneja el Central, entre el 2000 y el 2015 se redujo 34% la cantidad de bancos minoristas que operan en Argentina.
Al mismo tiempo, ya son 60 las fintech que operan en el país, cantidad que supera holgadamente a los 49 bancos privados minoristas en actividad.
Según otro estudio, que realizó la fintech Rápido y Fácil, de las solicitudes recibidas en su plataforma el 60% son mujeres; el 45% del total proviene de la provincia de Buenos Aires; sólo un 20% de quienes suscriben a la plataforma gana más de $ 20.000 al mes; y el 30% pide préstamos de más de $50.000.
El análisis también precisó que un 40% solicitó un préstamo para saldar una emergencia, 23% para reforma de vivienda, un 17% para comprar algún objeto y tan sólo un 10% para impulsar un emprendimiento propio.