LA LITIGIOSIDAD POR RIESGOS DE TRABAJO BAJÓ EN SEPTIEMBRE EN TODO EL PAÍS, MENOS EN BUENOS AIRES, DONDE CRECIÓ

La litigiosidad por riesgos de trabajo bajó en septiembre en todo el país, incluso en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a excepción de la provincia de Buenos Aires, según el último informe de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART).
De acuerdo con el trabajo, considerando sólo la comparación interanual de setiembre, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) registró una caída de 44 por ciento y la provincia de Buenos Aires tuvo un alza de 53 por ciento, con lo que el resultado general en el país fue una baja de 16 por ciento,
En camio, en la comparación del período enero-septiembre de este año con igual lapso de 2016, la litigiosidad subió en CABA 2 por ciento; en provincia de Buenos Aires, 48 por ciento, y en el total país 10 por ciento.
El informe recopila las demandas notificadas a las ART, sobre la base de los datos proporcionados por 16 compañías, que representan el 97 por ciento del mercado en términos de trabajadores a diciembre de 2016.
En septiembre de 2017 fueron notificados 12.106 juicios, mientras que en igual mes del año pasado habían sido 14.445; entre enero y septiembre de 2017 las notificaciones de demandas ascendieron a 98.896 casos, mientras que en igual período del año anterior fueron 90.026.
CABA concentra 43,6 por ciento del total de demandas notificadas a las ART en todo el país y presenta un crecimiento de 2,5 por ciento entre 2017 y 2016; la provincia de Buenos Aires concentra 21,4 por cietno de las notificaciones, con un crecimiento de 48,4 por ciento; Santa Fe, 11,6 por ciento de las notificaciones y una disminución de 4,4 por ciento; Córdoba, 10,3 por ciento, con un aumento de 11,8 por ciento; y Mendoza, 6,7 por ciento, con un aumento de 1,3 por ciento.
En la relación de la cantidad de demandas notificadas con la cantidad de trabajadores cubiertos por el sistema, de mantenerse, se observaría un valor máximo de 152 para 2017, consignó la UART.
“También en materia de sentencias comienzan a notarse algunos ‘brotes verdes'”, destacó la entidad, que agregó que “los cambios cuantitativos, más los cualitativos, generan la expectativa del inicio de un ordenamiento del panorama y de la aplicación de un principio de razonabilidad a la cuestión”.
En la actualidad, el sistema indemniza entre 60 y 70 mil casos de accidentes que producen una incapacidad remanente; sin embargo, las demandas abiertas en 2016, más que duplicaron esa cifra, llegando a 127 mil, consignó el trabajo.
Según la UART, “en todo este tiempo crecieron los servicios, se introdujeron más patologías a la cobertura y las indemnizaciones que cuentan con actualización semestral, superan en monto a las de la Justicia Civil”.
No obstante, destacó la entidad, “las mejoras en los indicadores del sistema, en prevención, en prestaciones, en indemnizaciones ni en servicios, lograron bajar la litigiosidad”.