El IPC GBA Ecolatina trepó 1,6% entre la primera quincena de julio y el mismo período de junio. La vuelta a Fase 1 en el AMBA (que podría flexibilizarse a partir del 17 de julio) ayudaría a contener la inflación de la región por debajo de 2% este mes.

Esta dinámica puede exacerbar la diferencia registrada en junio entre esta región y otras partes del país, que ya se encuentran con mayores relajaciones de actividades/circulación. Por este motivo, esperamos que la desaceleración en el AMBA no genere el mismo efecto en el IPC Nacional, que tendrá un dinamismo similar al observado en junio (dio 2,2%).

Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina, anticipó que si bien la paulatina vuelta a la normalidad generará presiones inflacionarias, la aceleración de la suba los precios dependerá en buena medida de lo que suceda con los salarios virtualmente “congelados” durante la cuarentena. Prevemos una gradual aceleración de la inflación para el segundo semestre del año, con tasas más elevadas en el cuarto trimestre del año producto del levantamiento de la cuarentena y la reanudación de las paritarias.

Ecolatina proyecta una inflación de 41% en 2020.