La inflación en Estados Unidos subió 0,2% en febrero y 2,2% interanual, informó hoy el Departamento de Trabajo de ese país, lo que podría impulsar a la Reserva Federal a subir la tasa de interés en su reunión de la próxima semana.
El incremento de febrero estuvo impulsado por el aumento del costo de la vivienda, los seguros y la ropa.
El IPC subyacente -que no mide alimentos y energía- registró el mes pasado un alza de 0,2% y el dato interanual quedó en 1,8%, igual que en el informe anterior.
Los precios mantuvieron la senda alcista, aunque moderaron el ritmo ligeramente tras el salto de enero, que fue del 0,5 %, el mayor en cinco meses, informó la agencia EFE.
Durante los últimos meses, en particular desde mediados del año pasado, la inflación se aceleró y se aproxima a la meta anual de 2% fijada por el banco central estadounidense.