El índice de Precios al Consumidor aumentó en julio el 2,2%, alentado por la suba de los combustibles, alimentos, y las vacaciones de invierno, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).


Este aumento del 2,2% se ubicó por debajo del 2,7% de junio e incluso resultó inferior a la estimación del 2,4% que realizaron a fines del mes pasado los principales agentes financieros, que quedó registrada en el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realizó el Banco Central.


La suba de julio estuvo impulsada por el alza del 2,3% en Alimentos y Bebidas, 4,1% en Salud; 3,9% en Recreación y Cultura, relacionado con las vacaciones de invierno, destacó el Indec.

(Fuente: Télam)