Resultados del Índice de Producción Industrial (IPI) del mes de agosto de 2018

El Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL registró en agosto un retroceso de 7.2% respecto al mismo mes del año anterior de acuerdo con información preliminar. En el mes, 8 de 10 ramas de actividad mostraron un retroceso, destacándose la caída en la producción de químicos y plásticos, la actividad del complejo metalmecánico y el proceso de petróleo. En el mes también se observó un aumento de la producción y las exportaciones del sector automotriz y un avance de la producción siderúrgica. En agosto la producción industrial resultó 0.8% superior a la de julio incluyendo factores estacionales, mientras que si estos se corrigen la actividad retrocedió 2.1%. Finalmente, en el acumulado para el periodo enero – agosto y en la comparación interanual, la producción industrial comenzó a mostrar un retroceso acumulando de 0.8%.

En los primeros ocho meses del año y en la comparación interanual la siderurgia continúa liderando el crecimiento con un avance de 12.1%. La producción automotriz acumula en el periodo enero – agosto una mejora de 10% en comparación con el mismo periodo del año anterior, seguida de la producción de minerales no metálicos con un aumento de 3%, la producción de alimentos y bebidas (+1.1%) y la de papel y celulosa (+0.7%). Cayendo a un ritmo superior al promedio de la industria en el periodo enero – agosto y en la comparación interanual se encuentran la producción de insumos textiles (-1%), los despachos de cigarrillos (-1.8%), la producción de insumos químicos y plásticos (-4.4%) y el procesamiento de petróleo (-7.2%). Finalmente, la nómina de sectores en retroceso la cierra la producción del complejo metalmecánico, que en el periodo enero – agosto muestra una caída interanual del 8%.

Siguiendo la clasificación de las ramas industriales según el tipo de bienes y en línea con el desempeño sectorial descripto, los bienes de consumo no durables sostienen su crecimiento en los primeros ocho meses del año y en la comparación interanual, mientras que los restantes grupos muestran un decrecimiento en el periodo. Los bienes de consumo no durables avanzan 0.7% mientras que los durables recortan el avance en -0.4%. La caída en el mes de la producción de químicos y plásticos, 

proceso de petróleo, minerales no metálicos, insumos textiles y papel y celulosa, llevaron al grupo de bienes intermedios a retroceder 1% en los primeros ocho meses del año y en la comparación interanual. La mayor caída la registra la producción de bienes de capital, que acumulan una merma de 6.4% en la comparación con el mismo periodo del año anterior.

En términos desestacionalizados, en agosto la producción ajustada por estacionalidad retrocedió 2.1% respecto al mes de julio. Desde comienzos de la presente fase recesiva la actividad acumula una contracción equivalente anual de 7%, que resulta inferior al ritmo promedio de caída (14.3%) correspondiente a las recesiones industriales desde 1980. Sin embargo, la contracción de la actividad se ha acelerado en los meses recientes, deteriorando los indicadores que permiten anticipar una reversión de la fase. Adicionalmente, la difusión sectorial de la contracción alcanzó en agosto el 64% y continúa con perspectivas negativas para los próximos meses.

En síntesis, en agosto la industria volvió a mostrar un retroceso interanual. La aceleración reciente de la inflación hace prever el mantenimiento de altas tasas de interés por varios meses prolongando la fase durante la cual la industria debe desagotar stocks reduciendo su actividad.