LA INDUSTRIA DE ALIMENTOS Y BEBIDAS RECLAMÓ INSTRUMENTOS PARA ELIMINAR LA INFORMALIDAD FISCAL Y LABORAL

111
La Industria de Alimentos y Bebidas necesita que se generen instrumentos para la eliminación de la informalidad, tanto en los aspectos fiscales, laborales como en las normas de higiene y sanidad, aseguraron desde la Coordinadora de las Industria de Productos Alimenticios (Copal).
“Necesitamos crear mecanismos para asegurarnos que todas las empresas operen en la formalidad, tal como trabajan las empresas adheridas a Copal que ofrecen productos inocuos y saludables”, dijo el presidente de la entidad, Daniel Funes de Rioja.
Según la Copal, “la informalidad fiscal y laboral merece estar entre los principales temas de agenda de la política de Estado; la problemática genera una dramática situación social que perjudica a todos, y también una injusta y falsa competitividad”.
“Esto, significa además una competencia desleal para la industria ya que la diferencia por los menores costos derivados de la informalidad se calcula en 400 millones de pesos al año”, recalcó en un comunicado.
Para la Copal, “resulta imprescindible promover la formalización laboral y de las actividades en general a través del alivio de la carga impositiva en las economías regionales, la facilitación de los trámites y registros y la simplificación administrativa”.
Por eso, añadió, y en línea con el objetivo de que la Argentina se transforme en el supermercado del mundo, el sector “necesita que se atiendan las diferentes dimensiones de la informalidad que generan competencia desleal y, en muchos casos, terminan por opacar las discusiones técnicas indispensables para lograr una industria eficiente y competitiva”.
La Copal reúne a más de 30 cámaras de la industria de alimentos y bebidas del país, representa 25% del PBI industrial y 28% de los puestos de trabajo manufactureros, que representan más de 500.000 personas; y las exportaciones del sector equivalen a 44% del total de las ventas al exterior del país.