Las empresas fabricantes de automóviles en Argentina celebraron que el mercado de vehículos brasileño haya comenzado a crecer nuevamente, especialmente en sus importaciones, y aseguraron que las perspectivas para este año son de un crecimiento del 50% de los envíos a ese país en comparación con el 2017.
“Adefa prevé que las exportaciones de vehículos de toda la industria crecerán 40% este año, y a Brasil en un 50%. Esperamos un crecimiento en sintonía con Adefa. Brasil venía cayendo desde 2015 y las perspectivas son que a partir de ahora crezca”, afirmó el gerente de Relaciones Institucionales de Honda, Martín De Gaetani, en diálogo con Télam.
De acuerdo al último informe de la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), en el primer mes del año, los envíos a Brasil totalizaron las 7.389 unidades, el 71% del total de ventas al exterior, lo que representó un crecimiento de 19,6% en comparación las exportaciones de enero de 2017.
Según los números de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores de Brasil (Anfavea), la importación de autos alcanzó en enero las 20.989 unidades, lo que significó un aumento de 24,84% en comparación con el mismo mes de 2017.
Sin embargo, a pesar de haberse detenido la caída y haber comenzado a crecer nuevamente el ingreso de vehículos en el mercado brasileño, lejos está de los números que llegó a mostrar en 2014, cuando se importaron 64.858 unidades en enero de ése año.
“Lo importante es la tendencia que viene habiendo en el mercado brasileño. Ya el año pasado había sido positivo para la compañía”, destacó a Télam, el presidente de Volkswagen, Hernán Vázquez.
Precisó que “el año pasado las exportaciones de VW alcanzaron las 17.000 unidades, lo que representó un crecimiento de 166% en comparación con las 6.400 enviadas en 2016”.
Para este año, Vázquez estimó que “se alcanzará seguramente un aumento por encima de 10% respecto de 2017, pero puede ser mayor”.
“Enero arrancó bien, las ventas de Volkswagen a Brasil crecieron 45% interanual. Pero las expectativas son positivas para la exportación de toda la industria automotriz argentina”, aseguró el ejecutivo.
En el caso de VW, subrayó que “hay una mayor producción de vehículos como consecuencia de una mayor demanda externa”, y puntualizó que “en noviembre último presentamos un proyecto, con una inversión de US$ 650 millones, que apunta a la mejora de la fábrica”.
“Con esta inversión, Argentina produce un avance tecnológico en la fabricación de nuevas unidades. Esto permitirá consolidar a Volkswagen en Argentina, pero también incrementar más aún la producción que va hacia Brasil”, añadió el presidente de esta compañía.
Por su parte, el gerente de Relaciones Institucionales de Honda, Martín De Gaetani, destacó a Télam que “hay una recuperación de la economía brasileña, y de la producción, que hace que haya otro tipo de expectativas para las automotrices argentinas”.
“Hay hay un crecimiento, tanto en la producción como en las ventas de vehículos en el mercado brasileño que significan una buen noticia, porque Brasil dejó de caer y empezó a recuperar. Aunque los valores todavía son muy bajos en comparación con el promedio histórico”, puntualizó De Gaetani.
Indicó que “desde Honda esperamos crecer en exportaciones a Brasil en porcentajes parecidos al mercado en general producto de la mayor demanda de ese mercado”.
En tanto, el director de Relaciones Externas de PSA, Rodrigo Pérez Graziano, destacó a Télam que “si bien los indicadores de actividad brasileña continúan dando señales de crecimiento, no es de despreciar el hecho de que es un año electoral, lo que puede distorsionar e impactar en cualquier estimación”.
“De todas maneras, en el contexto del repunte de Brasil, se pudo observar que 2017 fue el primer año de crecimiento desde el 2012 en materia de patentamientos, y las expectativas son de continuar con esa tendencia, esperando cerrar 2018 mejor aún”, afirmó Pérez Graziano.
Aseguró que “este crecimiento traerá buenas noticias a la Argentina en materia de exportaciones, que ya se podrán comenzar a observar sus efectos inminentemente”.
Subrayó que “esa componente, conjuntamente con el inicio de producción de los nuevos modelos de vehículos asignados a la Argentina, mitigará el efecto coyuntural que se ha producido por la relación entre las importaciones y exportaciones con nuestro principal socio comercial”.
Por su lado, el presidente de General Motors, Carlos Zarlenga, remarcó a Télam que “el año pasado se exportaron a Brasil 28.451 unidades, lo que representó un crecimiento de 16,3% anual”, y añadió que “esta año va a haber un crecimiento nuevamente por cómo viene el mercado brasileño”.
De todos modos, Zarlenga puntualizó que “para GM la unidad de negocios es una sola: Mercosur”, y precisó que “no hay director de Ventas de la compañía para Argentina ni para Brasil, sino uno para el Mercosur”.
“Argentina y Brasil son un bloque único. No se pueden pensar como dos mercados, dos países separados. Hay que tomarlo como un mercado único y hay que trabajar en ese sentido”, sostuvo el ejecutivo.
Zarlenga subrayó que “las cadenas de valor de Argentina y Brasil están interrelacionadas”, y añadió que “por eso las decisiones de inversión también se toman para los dos países, no para uno de los dos”.