La estabilidad del mercado de cambios de los últimos dos meses comenzó a hacerse más palpable en los datos de inflación y esto abrió camino al paulatino descenso que muestran las tasas de interés, según el nuevo informe semanal elaborado por el Banco Ciudad.


A criterio de la entidad oficial, este cuadro de situación y la incidencia que esto puede tener sobre la evolución del crédito bancario, debería contribuir a reforzar la recuperación que empiezan registrar algunos de los indicadores de actividad económica.


La semana pasada el Banco Central decidió introducir algunas modificaciones a su política monetaria, con una reducción de los encajes bancarios y la fijación de piso más bajo para la tasa de las LELIQ del 58% en el mes de julio, con el objetivo de relajar en el margen las condiciones monetarias, sin poner en juego la estabilidad cambiaria.