LA ECONOMÍA CIRCULAR FUE OBJETO DE DEBATE

Bancos, entidades públicas y empresas privadas analizaron aspectos de la economía circular como resultado de un documental sobre el manejo de residuos, que se realizó en el Palacio San Miguel con la organización del Ceamse y las fundaciones Metropolitana y Ambiente y Medio.
Luego de la proyección del documental “La basura en tiempos de la economía circular”, se presentó una mesa de debate sobre economía circular con la participación de Gustavo Coria, presidente de Cemase; Aleandra Scafati, Grupo Provincia y presidente de BA Desarrollo; Rodrigo Aybar, director del Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable; Sabina Zaffora, gerente de sustentabilidad de Natura Cosméticos; y Juan Filgueira, presidente de la Agencia de Protección Ambiental.
“El primer y más preocupante déficit de la Argentina son los basurales. Según la Organización Mundial de la Salud, mueren 1.700.000 niños por año debido a la contaminación ambiental en todo el mundo”, enfatizó Coria.
Scafati afirmó que están dadas todas las condiciones para el cambio de paradigma, “solamente hace falta voluntad de todas las partes para ponerlo en marcha”.
Aybar pidió que el ser humano vuelva a ser el centro de la naturaleza y Filgueira concluyó que “el modelo de desarrollo lineal nos está llevando al colapso. El paradigma sólo se romperá a través del trabajo en conjunto de gobiernos, sociedad civil y privados”.
En los nuevos conceptos que adjudican a los sectores productivos un alto grado de responsabilidad en la preservación de un ambiente sustentable, por definición, la economía circular es reparadora y regenerativa y presente conseguir que los productos, y recursos en general, preserven su utilidad y valor.
Por esto es que la economía circular diferencia ciclos productivos técnicos de ciclos biológicos y cuestiona el modelo económico lineal de “tomar, hacer, desechar” que, según estos preceptos, se basa en disponer de grandes cantidades de energía y otros recursos baratos y de fácil acceso.
Los especialistas aseguran que ese modelo lineal “está llegando ya al límite de su capacidad física” y propician la economía circular como una alternativa atractiva y viable que ya han empezado a explorar distintas empresas.
Entre quienes desarrollaron estos conceptos, la economía consiste en un “ciclo continuo de desarrollo positivo que conserva y mejora el capital natural, optimiza el uso de los recursos y minimiza los riesgos del sistema al gestionar una cantidad finita de existencias y unos flujos renovables”, que, además, “funciona de forma eficaz en todo tipo de escala”.