LA ECONOMÍA ALEMANA SE RALENTIZA POR EL VERANO BOREAL PERO VOLVERÁ A SU RITMO

18

El crecimiento económico alemán continúa con buen ritmo en el tercer trimestre aunque perdió impulso en los meses del verano boreal, en especial en julio, evaluó el informe mensual del Bundesbank publicado hoy.
La principal causa de la ralentización estival son los débiles indicadores de coyuntura de julio, aunque la autoridad monetaria alemana consideró que “es algo temporal” y que “el robusto crecimiento alemán se mantendrá en el tiempo”.
El producto bruto del país creció en el primer trimestre 0,7% y 0,6% en el segundo, por lo que el informe del Deutsche Bundesbank indicó que la economía puede continuar su fuerte curso expansivo en el tercer trimestre, aunque con menos impulso que en el primer semestre del año.
La industria es el motor más importante del crecimiento, resaltó el Bundesbank en un comunicado citado por la agencia EFE, que mostró además que en el primer mes del tercer trimestre, los indicadores estuvieron debajo de las expectativas, con un descenso de 1% en ventas minoristas y una recuperación menor de la esperada de las exportaciones.
El Bundesbank evaluó, sin embargo, que “el alto flujo de pedidos industriales, la continua e intensa actividad en la construcción, el buen estado de ánimo de los consumidores y el crecimiento de la ocupación muestran una muy buena situación económica”.
Respecto del incremento de precios, el banco estimó que el ritmo de aumentos en Alemania se puede ralentizar en el otoño boreal aunque la inflación subyacente -que excluye los componentes más volátiles como la energía y los alimentos no elaborados- “crecerá muy gradualmente”.
El índice de precios al consumidor subió 1,8% en agosto, mientras que la inflación subyacente se situó en 1,5%.