“La alternativa al arreglo con el FMI es una crisis descomunal”

“Me pareció muy positivo que la reunión del G20 se haya podido hacer en el país. Es sano y disuelve los temores que había sobre que la Argentina actuara como anfitrión de reuniones internacionales. Es un paso de sensatez”
 
“A nivel internacional, sigue habiendo un conflicto núcleo entre el orden institucional que se construyó en la posguerra basado en un comercio más libre que revirtiera la tragedia de la década de los 30 en un orden monetario de cooperación con la formación de los organismos multilaterales. Este orden está muy cuestionado por Trump y es muy negativo. Una mala lectura es perjudicial para el futuro y no creo que en esta cumbre haya podido revertirse
 
“Me pareció muy importante la declaración del ministro de Francia sobre sus intenciones de un acuerdo con el Mercosur. Es una buena noticia para nosotros y para Uruguay, Brasil y Paraguay. Ese clima de cooperación internacional en esta área del mundo se entiende más que en Estado Unidos
 
“Aún así, el problema de la visión de Trump, que no es muy distinta a los que repudian un mundo integrado, es lo más negativo para el futuro. va a afectar al mundo en general y afecta a países a los que les vendría bien un mundo lo más abiertamente posible. Cuando se haga el chequeo de las mesas, se va a saber la verdad”
 
Argentina tiene una tendencia inflacionaria, por su diseño fiscal y monetario, muy por encima de lo que el Gobierno cree. La inflación forma parte de nuestra crisis fiscal y monetaria hace muchos años. No es un tema que se pueda abordar con simpleza”
 
“Esto se hace más agudo cuando hay rezago en los precios relativos. Hubo un empuje hacia una mayor tasa de inflación y, en la medida de que tengamos que hacer correcciones de precios relativos, parece ser muy exigente la meta aspiracional. Vamos a estar muy tensos este año y más todavía el año que viene. Este año seguramente esté arriba del 30%
 
En la convertibilidad, nosotros redujimos la inflación a un dígito. Se puede hacer con un plan integral. No veo que este Gobierno esté en condiciones de producir ese resultado. Por eso, la cadencia de metas en bien moderada respecto a otros programas del mundo”
 
“Sin embargo, parte del mecanismo de funcionamiento de nuestro sector público es tener una alta inflación. Para tener una menor tasa, hay que cambiar las instituciones y es más complejo y demandante del poder político
 
“Los comentarios positivos de Lagarde sobre la Argentina son solo por buen gusto y cordialidad. Lo importante va a ser el cumplimiento de las metas.La alternativa al arreglo con el Fondo es una crisis abierta descomunal” 
 
Mejor hubiese sido no ir al Fondo. Nuestros vecinos no van al Fondo porque tienen mercado de capitales y programas fiscales mejor desarrollados que el nuestro. Aún con todo lo que se le solicita a la Argentina, no llegamos a las metas de ninguno de nuestros vecinos. Corregir eso nos va a llevar tiempo. Quedarse sin financiamiento es una catástrofe”
 
“Desgraciadamente, al comienzo de este Gobierno, en lugar de enfrentar los problemas cuando había más capital político, lo postergaron. Ese fue un error y una apreciación estratégica equivocada que nos hace vivir esta zozobra que estamos viviendo ahora”
 
“No hablo con Sturzenegger hace mucho tiempo. Cuando me invitan a las reuniones, asisto para poder entender qué están haciendo. Discrepé desde el primer momento en la estrategia que llevan acabo
 
Argentina no puede financiar esos déficit enormes que planteaba el Gobierno de Macri. A partir de esa percepción, toda mi visión estaba en las antípodas. Creo que le hace mucho daño a todos los países en general acumular deuda pública. Es un mal elemento para que nuestros países crezcan. Es trasladar a futuras generaciones esfuerzos negativos”
 
“El déficit de 2017 de la Nación y las provincias era del 45% de nuestro depósito. O sea, colapsaba todo si lo querían financiar. La actitud rechazar la integración global, de tabicar los países, nos ha hecho mucho daño“.