La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) fiscalizó 53 bares y restaurantes rooftop, y en total labró 62 actas de infracción al comprobar la falta de emisión de comprobantes, controlador fiscal y la no aceptación de tarjeta de débito como medio de pago.
Los restaurantes rooftop son denominados así por ocupar terrazas o el último piso de edificios.
Los procedimientos se llevaron a cabo en los barrios porteños de Puerto Madero, Recoleta, Palermo y Las Cañitas, según indicó la AFIP en un comunicado.
Las actas de infracción pueden derivar en multas que van desde los $ 300 a $ 30.000, además de la clausura de los establecimientos por un período de 3 a 10 días, indicó el organismo recaudador.