KIM JONG-UN RECIBE AL CANCILLER CHINO MIENTRAS BEIJING BUSCA BLINDAR EL DESHIELO DE LAS DOS COREAS

El ministro de Relaciones Exteriores de China felicitó hoy en Pyongyang al líder norcoreano Kim Jong-un por su acercamiento para reducir las tensiones con Corea del Sur y subrayó su deseo de seguir siendo un jugador clave en el proceso de paz y de desnuclearización de la Península.
“China apoya el exitoso encuentro entre los líderes de las dos Coreas y el Acuerdo de Panmunjom, que marcará una época”, destacó el ministro chino en su reunión con Kim, aludiendo a las conversaciones que el líder norcoreano y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in celebraron el 27 de abril pasado.
Así lo afirmó un comunicado de la Cancillería china, tras la reunión de ambos políticos en Pyongyang en la que Wang Yi dijo que Beijing apoya el cambio de enfoque norcoreano para el crecimiento económico y las medidas para la desnuclearización.
“La reunión trajo una oportunidad favorable para una resolución política del problema (coreano) de la Península”, dijo Wang.
El canciller chino, que desde marzo es consejero de Estado, señaló que China “apoya que la península cese su estado de guerra”, prolongado desde el conflicto bélico ocurrido entre 1950 y 1953, en el que Beijing y Pyongyang fueron aliados pero que finalizó con armisticio y no con un tratado de paz.
“Apoyamos que Corea del Norte ponga el foco en la construcción económica”, agregó el canciller chino, quien también abogó porque en el marco del actual giro diplomático que está adoptando Pyongyang se tengan en cuenta “las justas preocupaciones (del régimen norcoreano) por su seguridad”.
Por su parte y, de acuerdo a la información china, Corea del Norte quiere “a través de la recuperación del diálogo y la construcción de confianza mutua, eliminar las raíces de las amenazas a la paz de la península”, según expresó Kim durante la reunión en la sede del Partido de los Trabajadores.
Wang viajó hoy a Pyongyang por dos días y se considera la visita del funcionario chino de más alto rango a Corea del Norte en los últimos años.
Esta cita se enmarca en una apertura diplomática de los norcoreanos que se inició a fin de marzo con una viaje secreto del norcoreano a Beijing en el que se reunió con el presidente chino, Xi Jinping, después de años de tensas relaciones entre dos países tradicionalmente aliados.
Lejos de ciertas asperezas, entronizadas principalmente por las sanciones internacionales a Corea del Norte por sus pruebas nucleares, que China apoyó, ayer la vocera de la cancillería china, Hua Chunying, dijo que el plan es “avanzar en la desnuclearización y establecer la paz duradera de manera sincronizada, vamos en la dirección correcta”.
De cara a la próxima cumbre en ciernes entre Kim y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la diplomacia asiática encendió los motores, incluido el premier japonés, el conservador Shinzo Abe, quien será el anfitrión de una cumbre tripartita entre Seúl, Beijing y Tokio para el próximo 9 de mayo.
De hecho, hoy, Seúl le pidió a los otros dos países que firmen una declaración de apoyo a la cumbre intercoreana, en la que se acordó trabajar para una “total desnuclearización” de la península.
Si bien la región redujo tensiones acumuladas durante décadas, la mirada está puesta en el encuentro entre Kim y Trump, cuyos detalles saldrán a la luz en “un par de días”, según dijo el martes pasado el mandatario estadounidense a la prensa.
En esa línea, en la que la información surge a cuentagotas para preparar el terreno, ayer Trump insinuó novedades sobre el futuro de los tres estadounidenses presos en Corea del Norte, con cuya inminente liberación se especula desde hace semanas, principalmente como gesto ante la cumbre.
“Como todo el mundo sabe, la pasada Administración pidió en vano durante mucho tiempo que se liberase a tres rehenes de un campo de trabajos forzosos en Corea del Norte. ¡Manténganse al tanto!”, dijo Trump en Twitter.
Se trata de tres hombres sexagenerios Kim Dong-chul, Kim Sang-duk y Kim Hak-song, todos sucoreanos y nacionalizados posteriormente.
Pese a la afirmación de Trump sobre el Gobierno de Barack Obama (2009-2017), dos de ellos fueron detenidos hace un año.
Según la CNN, la liberación de los tres es “inminente” y Corea del Norte tomó esa decisión hace ya dos meses.
En tanto, la agencia surcoreana Yonhap reveló que los tres hombres fueron trasladados a un hotel cercano a Pyongyang, lo que indicaría su próxima liberación que podría coincidir con la preparación de la histórica cumbre.