El ultraderechista Jair Bolsonaro, electo en octubre con un programa de lucha contra la corrupción y la criminalidad, fue investido este martes presidente de Brasil.

Bolsonaro, un excapitán del Ejército, de 63 años, así como su vicepresidente, el general retirado Antonio Hamilton Mourao, pronunciaron su “compromiso constitucional” en el Congreso, por un mandato de cuatro años (2019-22).

El nuevo presidente lleva al gobierno una agenda social ultraconservadora y un programa de apertura económica y de alineamiento con los Estados Unidos que prometen sacudir la política interna y los equilibrios regionales de las últimas décadas.

(Fuente: NA)