Al menos 18 palestinos resultaron heridos el jueves en la ciudad de Gaza por un ataque del ejército israelí, que reanudó su ofensiva tras una pausa de algunas horas en las hostilidades.

El movimiento islamista Hamas, que dirige la Franja de Gaza, y sus aliados, habían decidido cesar el fuego este jueves tras una lluvia de cohetes contra Israel, cuya dura respuesta aérea contra decenas de blancos hacía temer una confrontación abierta en el territorio.

Por la tarde se instaló una breve calma en el territorio, que terminó con la caída de un cohete palestino cerca de Beersheva, a unos 40 km de Gaza.

(Fuente: NA)