ISRAEL PIDE A AL ASSAD QUE ECHE A IRÁN DE SIRIA

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, pidió hoy al presidente sirio, Bashar al Assad, que “se deshaga” de Irán en su país, un día después de que Israel dijera haber bombardeado casi todas las instalaciones militares iraníes en Siria en respuesta al disparo de cohetes iraníes contra sus posiciones en los Altos del Golán.
Irán, junto a Rusia, ha dado apoyo al gobierno de Damasco en el conflicto interno que vive el país desde 2011, y el gobierno israelí ha aumentado sus advertencias sobre la consolidación de la influencia iraní cerca de su territorio, a medida que las fuerzas gubernamentales han ido ganando terreno.
Según distintas estimaciones, Teherán posee miles de efectivos militares peleando en Siria, incluyendo a soldados del Ejército y de las Fuerzas Al Quds, la unidad de élite de la Guardia Revolucionaria, estos últimos bajo el comando de su mismísmo jefe, el general Qasem Soleimani, muy famoso en Irán.
“Deshazte de los iraníes. Deshazte de Qasem Soleimani y de las Fuerzas Al Quds. No ayudan, solo te hacen daño”, dijo Lieberman, dirigiéndose a Al Assad, durante un recorrido por las poblaciones del norte de Israel, junto a la vecina siria, informó la agencia de noticias EFE.
Ayer, Irán e Israel protagonizaron una escalada militar cuando el Ejército israelí lanzó una operación de gran envergadura contra objetivos iraníes en Siria, en respuesta al lanzamiento de misiles hacia los Altos del Golán, un territorio sirio bajo ocupación parcial israelí, del que responsabilizó a la Fuerza Al Quds.
El Ministerio de Relaciones Exteriores iraní condenó hoy los bombardeos que calificó de “un acto de agresión” basado en pretextos “sin fundamento” y acusó a Israel y a Estados Unidos de perpetrar estos ataques para “compensar las fuertes derrotas sufridas por los mismos terroristas que ellos crearon e inclinar la balanza a su favor”.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió ayer a Irán de que ha traspasado una “línea roja” y que no permitirá que “se atrinchere militarmente en Siria”.
El Ejército israelí mostró hoy imágenes aéreas de complejos logísticos y militares iraníes que bombardeó ayer en las inmediaciones de Damasco, y que asegura son emplazamientos en el país vecino de las Fuerza Al Quds.
“Las zonas de inteligencia iraní, las oficinas centrales de logística, un complejo militar y un complejo de logística en Kiswah, un campamento militar iraní al norte de Damasco, depósitos de armas, estaciones de inteligencia y posiciones militares fueron bombardeados en el ataque”, informó hoy el Ejército israelí en un comunicado.
La nota agregó que los bombardeos destruyeron también una de las lanzaderas desde la que se dispararon en la madrugada del miércoles los 20 cohetes Grad y Fajr-5 hacia los Altos del Golán ocupados por Israel, de los cuales cuatro fueron interceptados y el resto cayó en territorio sirio.
Netanyahu recibió anoche el apoyo de la primera ministra británica, Theresa May, que respaldó en conversación telefónica el derecho de “Israel a defenderse” y condenó el lanzamiento de misiles iraníes, según un comunicado gubernamental.
La Casa Blanca también respaldó a Israel y condenó los ataques iraníes. Francia, Rusia y Alemania se mostraron alarmados por la escalada y pidieron contención a todas las partes.