ISIS MATA A 52 PERSONAS EN UN ATENTADO SUICIDA CONTRA UN CENTRO ELECTORAL EN AFGANISTÁN

Un atentado suicida reivindicado por el Estados Islámico (EI) mató hoy a 52 personas e hirió a unas 100 en un centro electoral de Kabul cuando decenas de ciudadanos se registraban para las elecciones legislativas del 20 de octubre en Afganistán.
La explosión ocurrió a alrededor de las 10 hora local (las 2 en Argentina) en el área de Qala-e-Nazir, en el oeste de la capital afgana, cuando un suicida se inmoló entre la gente.
El portavoz del Ministerio de Salud Pública, Wahidullah Majroh, difundió un comunicado en el que precisó que 52 personas murieron, entre ellos mujeres y niños, cuando un atacante suicida se inmoló en un centro de registro de electores, según informó la agencia de noticias DPA.
“Estas cifras no son definitivas y podrían cambiar”, indicó Majroh en el comunicado, mientras que representantes de la policía local confirmaron que “la evacuación de las víctimas de la escena del ataque ha terminado”.
Stanekzai indicó que el suicida detonó los explosivos en la “cola en que un gran número de personas, incluidas mujeres, aguardaban para entrar al centro”.
La semana pasada comenzó el proceso para actualizar el padrón para las elecciones parlamentarias, pospuestas durante más de tres años y primera cita electoral desde las presidenciales de 2014 en el país asiático.
En ese marco, el gobierno instaló varios de estos centros para tratar de aumentar la participación, ya que aquellos ciudadanos que no tienen documentos de identidad no pueden recibir una tarjeta de registro electoral.
Por ahora no hay un padrón oficial de los electores entre los 30 millones de habitantes del país.
En lo que va de año la capital afgana ha sido blanco de varios atentados, el más importante el perpetrado a finales de enero por los talibanes con una ambulancia bomba que explotó en el medio de la calle en un céntrico barrio de Kabul matando a más de un centenar de personas.
Horas después del ataque, en un comunicado difundido por la red social Telegram, el Estado Islámico reivindicó el ataque.
Según el grupo yihadista, el autor del ataque suicida fue Qari Omar al Bishauri, a quien califica como un “mártir”.
El atacante se dirigió a un grupo de electores “herejes” y “politeístas”, y detonó un chaleco explosivo, según el comunicado del EI, que aseguró que la acción causó 40 muertos y 60 heridos.
La semana pasada se inició el proceso para que los afganos que quieran participar de las elecciones parlamentarias del 20 de octubre se inscriban en los centros oficiales.
También hoy, en el norte del país un artefacto explosivo colocado en la carretera estalló al paso de un vehículo con civiles cerca de un centro de registro electoral en la provincia de Baghlan.
Tres mujeres, dos niños y un hombre murieron y otros tres resultaron heridos en la explosión de acuerdo con un comunicado del Ministerio de Salud Pública.
El presidente afgano, Ashraf Gani, reaccionó condenando los dos “atroces” ataques en un mensaje en la red social Twitter, en el que también anunció que ordenó el apoyo de las instituciones a las víctimas y sus familiares.