INVESTIGAN DISTORSIONES EN LA RELACIÓN ENTRE PROVEEDORES Y SUPERMERCADOS

30
La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia realiza una investigación para establecer si existen elementos distorsivos en la relación entre proveedores y supermercados que perjudiquen al consumidor final, confirmó hoy el titular del organismo, Esteban Greco.
“Estamos estudiando diferentes sectores y mercados desde el año pasado; a partir de esos análisis surgió que en la relación entre los proveedores de los supermercados y el canal de distribución minorista aparecen algunos conflictos sobre cómo se llega al consumidor final, que merecen ser estudiados con profundidad con las herramientas de defensa de la competencia”, dijo Greco en declaraciones radiales.
El funcionario indicó: “Hay un convencimiento de que la competencia es la manera en que tienen que interactuar las empresas y los consumidores en un país normal, y que todos los oferentes tengan las mismas oportunidades independientemente de su tamaño”.
“Tenemos algunos indicios de problemas en las relaciones entre los proveedores y los consumidores y dificultad a veces de los proveedores más chicos, pymes, de poder acceder a los consumidores finales a través de los canales de retail o distribución masiva”, explicó.
Por su parte, el director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) Juan Carlos Vasco Martinez, dijo a Télam: “Más allá de que haya una investigación, igual que sobre otros sectores, no nos preocupa porque no tenemos ninguna practica ilegal o distorsiva, no estamos cartelizados ni tenemos una posición dominante”.
“A diferencia de otros -remarcó Vasco Martínez-, somos un sector que está en la formalidad absoluta, tenemos todo en blanco”.
Tras lamentar esta “escalada mediática”, aseguró que los márgenes de utilidades del sector se ubican por debajo del promedio mundial y que los costos en el país son muy elevados.
“Más de la mitad de nuestro costo operativo es salarial y tenemos un muy elevado costo logístico, además de una elevada presión impositiva, lo que explica la gran mayoría de los precios”, aseguró el directivo, para quien “no se puede hablar de margenes abusivos, sino de costos diferentes”.
En cambio, el dueño de Maxiconsumo, Víctor Fera, consideró hoy que en la relación entre los proveedores y los supermercados “hay una cartelización” y aseguró que “si hubiera competencia los precios deberían bajar no menos de 20-25% de lo que valen, y en algunos casos hasta 40%”.
Fera dijo a Télam que si la Comisión “actúa como corresponde por supuesto que estoy muy feliz y ofrezco apoyo para aclarar esta situación, porque no puede ser que la gente pague un precio que no es justo”.
“El Gobierno deberían avanzar en multas y mucho más que eso. Los supermercados impiden el ingreso de los proveedores y presionan a los clientes para que no lleven otras marcas”, aseguró.
En tanto, el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Fabián Tarrío, manifestó que desde la entidad “históricamente sostenemos la importancia de controlar a las grandes superficies en cuanto a su posición dominante en el mercado, que les permite fijar los precios de los productos, perjudicando a las pymes”.
El estudio apunta a “un posible problema de competencia, que una empresa que tiene gran posición en el mercado condicionara al canal de retail a que no entren otras marcas o distorsionar precios de otros; pero no es que por ahora lo tengamos identificado”, explicó el titular de la Comisión de Defensa de la Competencia.
Greco agregó: “El mandato que tenemos es realizar un trabajo técnico, no es una investigación que esté dirigida contra una empresa o por una conducta particular sino para analizar el comportamiento del mercado y ver si existen elementos distorsivos de la competencia”.
“También podría surgir de la investigación que hay barreras regulatorias o falta de normativas, y podemos hacer recomendaciones para que funcione mejor la competencia”, concluyó.