INUNDACIONES: EN GENERAL VILLEGAS BAJARON LAS VENTAS

Los comerciantes del partido bonaerense de General Villegas, que padece inundaciones desde hace 20 meses, estimaron que las ventas cayeron un 40% a raíz de la situación hídrica que afecta al campo, y expresaron su preocupación por la posible reducción de personal de los comercios.
“La industria de la pampa húmeda bonaerense es el campo, con la agricultura y la ganadería, pero hoy el campo, a raíz del agua, no está funcionando y eso perjudicó al comercio”, explicó a Télam Mario Jaurena, titular de la Cámara de Comercio e Industria de General Villegas.
Estimó que “en promedio las ventas en los comercios cayeron un 40%”, con más impacto en el rubro alimentos, indumentaria y farmacias; y ejemplificó que “carnicerías que en un día vendían 6 medias reses, hoy venden 3”.
La siembra de soja y maíz se redujo a la mitad en el partido bonaerense de General Villegas, donde 60% de su superficie está afectada por las inundaciones desde hace 20 meses, lo que también motivó que no se pudiera sembrar trigo y cerraran 58 tambos, informó el INTA de esa localidad del norte provincial.
El año pasado en General Villegas, con un promedio anual de precipitaciones de 887 milímetros, cayeron 1.231 milímetros y este año, tan sólo en los primeros seis meses del año ya llovieron 693 milímetros, a lo que se suma el ingreso de agua proveniente de Córdoba, Santa Fe y La Pampa, también afectadas por intensas lluvias desde hace meses.
“Hay productores que tienen 3 cosechas embolsadas en el campo, sin poder sacarlas debido a la falta de caminos, y ese es circulante que faltó”, puntualizó Jaurena.
El titular de la Cámara de Comercio afirmó que “se necesita que se reactive el campo para que el comercio vuelva a funcionar, hoy no hay ventas mientras hay un 42 por ciento de carga impositiva sobre cada empleado y eso nos hace temer que, ante la crisis, el comerciante decida prescindir de sus empleados o tenerlos en negro”.
Jaurena insistió que “si no se pone en marcha el campo, éste no genera dinero y no gasta”
“Hoy no hay ventas, los comercios no están llenos y la carga impositiva es muy grande, por eso cuando días atrás mantuvimos una reunión con autoridades del Banco Nación y el Banco Provincia les dijimos que el comercio no necesita créditos, sino que se baje la carga impositiva”, sostuvo.
El representante del comercio villeguense reconoció que “bajar la carga impositiva supone para la Provincia que baje su recaudación y eso no es simpático para nadie” pero informó que se conformó una mesa de trabajo para analizar la problemática el comercio en el distrito de General Villegas.
La situación hídrica en el partido de General Villegas redujo la superficie sembrada de maíz, soja y trigo, lo que ocasionó millonarias pérdidas al sector agrícola, precisó el INTA General Villegas.
Según estimaciones de este organismo, “unas 50 mil hectáreas de trigo no fueron sembradas” y “tomando como rendimiento promedio 3800 kg/ ha no se producirán 190 mil toneladas de trigo que, con un precio de 170 dólares la tonelada representan un (ingreso) bruto de 32.300.000 de dólares que no se obtendrán”.
Sobre la soja, el INTA precisó que mientras en la campaña 2015/2016 se sembraron 352.700 hectáreas, en la campaña 2016/2017 la superficie bajó a 236.309 hectáreas.