El Gobierno de Tucumán y el sector limonero intensificaron los controles sobre la calidad de la fruta para exportación y confían en reanudar los despachos hacia la Unión Europea, tras la suspensión de los embarquesluego de que se detectara la enfermedad mancha negra en la mercadería.

La Federación Argentina del Citrus (Federcitrus) indicó que “se agudizaron los controles y se está trabajando fuertemente en los sectores público y privado para controlar la calidad de la fruta que sale de los empaques y recomenzar con los envíos de la fruta en lo que resta de la campaña”.

El 1 de julio, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decidió suspender la exportación de limones tucumanos hacia la UE tras comprobar la presencia de la enfermedad, a través de un hongo que no afecta a la calidad de la fruta ni tiene consecuencias para el consumidor, pero da un aspecto indeseable a la cáscara de los cítricos.

(Fuente: Télam)