INSUAL CRÍTICA DEL CANCILLER BRITÁNICO A THERESA MAY POR SU PROPUESTA ADUANERA CON LA UE

El ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson criticó hoy, públicamente, la propuesta de la primera ministra Theresa May de mantener al Reino Unido en una unión aduanera con la Unión Europea (UE) después del Brexit.
En un ataque sin precedentes, el ministro calificó como una “locura”, una posible “asociación aduanera” con la UE porque el Reino Unido no podría negociar con otro países.
Johnson dijo en declaraciones al diario Daily Mail, que la propuesta considerada por la primera ministra, crearía una “nueva red de burocracia” que no le daría al Reino Unido el control de la política comercial.
Señaló que también que sería un desincentivo para que países como Estados Unidos negocien futuros acuerdos de libre comercio.
Para el ministro, una alianza aduanera, una de las dos opciones consideradas por el subcomité del Brexit del gabinete, sería inaceptable.
Las declaraciones del funcionario dejan en evidencia la clara división en el gabinete y según consideró el diario The Guardian, es una fuerte señal de que Johnson podría renunciar si la líder británica continúa con esa opción.
Se cree que esta alternativa resolvería el problema en la frontera irlandesa, pero los partidarios del Brexit la consideran poco práctica y abre la puerta a permanecer dentro de una unión aduanera con Bruselas.
Según Johnson el método “no está probado y “haría muy, muy difícil hacer acuerdos de libre comercio”.
Johnson, prefiere una propuesta alternativa, de “máximo beneficio”, que se basa en la tecnología para mantener al mínimo los controles fronterizos.
Dijo que esa opción también obligaría al Reino Unido a tener una estrecha alianza regulatoria con Europa .
May por su parte, retrasó la semana pasada una decisión final sobre la posibilidad de avanzar con esa opción después de una tensa reunión del subcomité del Brexit, en la que los ministros del gabinete Sajid Javid y Gavin Williamson también expresaron su preocupación sobre el plan, junto con Johnson, el ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, y el ministro de Comercio Internacional, Liam Fox.
Mientras tanto, el ministro de Finanzas Philip Hammond, como la ministra de Irlanda del Norte, Karen Bradley y el ministro de Negocios, Greg Clark, defienden la propuesta de Theresa May.
Según Clark, de otra manera, los controles aduaneros serían devastadores para los principales empleadores, como la industria automotriz.