Más de 350 escuelas rurales localizadas en nueve provincias contarán desde 2019 con sistemas de generación eléctrica a partir de módulos solares fotovoltaicos, nuevos o en reemplazo de los ya existentes, como parte de un proyecto impulsado por el Ministerio de Energía y Minería.
La licitación para instalar esos sistemas fue convocada por la Subsecretaría de Energías Renovables e incluye la renovación de las instalaciones eléctricas internas de los establecimientos beneficiados para adaptar las luminarias a la tecnología LED, de menor consumo.
Los trabajos se enmarcan en los objetivos para este año del Proyecto de Energías Renovables en Mercados Rurales (Permer) y se ejecutarán con financiamiento del Banco Mundial, junto con aportes de Educ.Ar Sociedad del Estado.
La adaptación de los equipos de generación eléctrica se efectuará en plazos de entre 5 y 14 meses en escuelas de las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Corrientes, Jujuy, La Rioja, Neuquén, Río Negro y Tucumán.
Las ofertas, que se presentarán hasta el próximo 5 de marzo, se evaluarán por lotes (uno por provincia) y la Subsecretaría de Energías Renovables podrá adjudicar uno o más lotes a un mismo licitante de acuerdo con su capacidad técnica, financiera y de ejecución.
Las provincias con mayor número de escuelas rurales incluidas en el proyecto, y por ello con plazo de ejecución más extenso, son Corrientes, con 72 establecimientos (14 meses); Córdoba, 57 (11 meses); Catamarca, 50 (10 meses); La Rioja, 48 (10 meses), y Buenos Aires, 47 escuelas (10 meses).
Sin embargo, ya en 2018 un conjunto de instituciones educativas rurales contarán con nuevos paneles solares e instalaciones eléctricas internas, ya que los trabajos comenzarían a mediados de año y concluirán en cinco meses en Tucumán (16 escuelas) y en seis meses en Río Negro y Neuquén (18 y 17 escuelas, respectivamente).
El Proyecto de Energías Renovables en Mercados Rurales (Permer) lleva adelante en forma simultánea otra licitación pública para comprar sistemas integrados solares domiciliarios de baja potencia y lámparas solares recargables para medio millón de usuarios en 120.000 hogares rurales de todo el país, también financiado por el Banco Mundial en US$ 200 millones a desembolsar en tres años.
El PERMER es un proyecto de electrificación rural con utilización de fuentes renovables de generación, principalmente fotovoltaica encauzado por el Ministerio de Energía y Minería.