Referentes del negocio inmobiliario señalaron la escasez de operaciones en el rubro durante los últimos meses y advirtieron sobre las poco favorables perspectivas ante el endurecimiento de la cuarentena.


El presidente de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi), Alejandro Ginevra, opinó que volver a fase 1 de la cuarentena “significa un retroceso para la actividad”, ya que “la apertura limitada de las inmobiliarias sólo incrementó las operaciones un 10%, pero en niveles bajísimos, por lo que estamos todavía lejos de alcanzar una mínima normalidad”.


“No estamos en contra del aislamiento priorizando la salud, pero creemos urgente que el Gobierno implemente una amplia moratoria y asista al sector (como a otros) con inyección directa de recursos”, sostuvo Ginevra a través de un comunicado.

(Fuente: Télam)