INFORME DELPHOS: RECOMENDACIONES PARA HOY

Panorama global: Fed, DXY y activos EM

La Reserva Federal decidió mantener inalterado el rango de la tasa de fondos federales en 1,50-1,75%, en línea con lo que esperábamos. En su comunicado señaló mayor confianza en la trayectoria de inflación al esperar que la misma se mantenga alrededor del objetivo de 2,0% en el mediano plazo. Aun así, destacó que dicho objetivo es simétrico interpretándose que la reciente aceleración de la inflación no debería desviar expectativas de entre 3-4 subas de tasas en el año.

En un contexto en que el ECB evocó la semana pasada mayores riesgos en cuanto a su complimiento de metas de inflación, el dólar continuó fortaleciéndose para recuperar toda la depreciación sufrida durante enero del 2018 y finalizar en terreno positivo year-to-date. Como contracara, el EUR ya buscaría confirmar un quiebre bajista de la zona de US$:EUR 1,20. Por su parte, en base al JPM EM Currency Index, monedas emergentes quebraron a la baja la línea de tendencia alcista observada desde enero 2016 (piso de commodities). La debilidad del EEM (ETF de activos emergentes) y, en particular, el EWZ (ETF de Brasil), ambos cerrando por segunda rueda consecutiva por debajo de sus respectivas medias móviles de 200d, llama a mantener cierta cautela. Creemos que las condiciones están para que el dólar revierta la tendencia bajista observada desde inicios del 2017, pero observamos en episodios anteriores (caso 2014) que, luego del corte técnico, el DXY suele oscilar dentro un rango por entre 15-30 días. 

Rescatamos que precios de commodities, en general, se sostienen lo cual se funda en que el crecimiento global continúa acelerándose en base al PMI Global, con un buen desempeño en países claves como China o India en donde los registros de PMIs de manufacturas señalaron leves elevaciones en abril vs. marzo (en base a publicaciones del día de ayer). Por ahora, dado el contexto actual y la amplitud del crecimiento global observado, no creemos que la apreciación del dólar pueda impactar gravemente sobre expectativas futuras, como sí lo ha hecho en episodios anteriores. La bolsa norteamericana con principal exposición doméstica sobre EE.UU. debería operar favorablemente y ello lo observamos claramente en el IWM (ETF de small-caps); la tecnicalidad podría debilitarse en el caso de emergentes particularmente.

Riesgo cambiario y cobertura

Tras haber tocado un máximo intradiario de US$:AR$ 21,3, la cotización de la divisa estadounidense cerró la jornada 66 centavos por encima de su precio de apertura hacia US$:AR$ 21,2. Al igual que la semana pasada, el BCRA se hizo presente en el mercado cambiario, y hacia el fin de la jornada intervino haciendo retroceder casi 10 centavos el tipo de cambio. La reciente depreciación del AR$ se da un contexto donde i) el US$ se fortalece frente a las principales monedas del mundo, con el DXY quebrando al alza y posicionándose en los 92,7pts; y ii) el delicado marco global habría impulsado, desde la semana pasada, un debilitamiento de monedas emergentes. A su vez, en lo que va del 2018, el AR$ registra una depreciación nominal del 12%, posicionándose, así como la “peor” de todas las monedas emergentes. En este contexto, creemos que de momento lo más conveniente es mantener dolarizada una parte considerable del portafolio, al menos hasta que aparezca alguna señal de distensión del dólar a nivel global.

Renta variable local: a la espera

Las compañías locales continúan perdiendo terreno, en especial los bancos. En este punto encontramos a la gran mayoría de las compañías en zonas técnicas favorables para la entrada, pero el contexto internacional y local resultan muy contraproducentes para tomar posiciones de largo. El dólar continúa haciéndose fuerte a nivel global y el plano político local generó el ruido necesario para que los inversores decidan tomar cierta cautela. La temporada de balances que apenas comenzó podría funcionar como amortiguador para el magro desempeño, o bien un desenlace favorable en el plano tarifario/ley de mercado de capitales. Continuamos recomendando una baja exposición a riesgo de papeles locales, expectantes a un cambio de momentum.

Resumen Informe Financiero y de Renta Fija


Con el DXY por encima de 91 puntos, ponemos el foco en las implicancias de la apreciación del dólar para activos de deuda emergente.
 En el caso de Argentina, al igual que en el de comparables de Latinoamérica, se observa una relación positiva entre DXY y spreads vs. Treasuries de bonos soberanos en US$ en el pasado. Vale destacar que dicha relación es más débil durante 2015, cuando la victoria del oficialismo en las elecciones presidenciales, habrían impulsado una compresión del rendimiento exigido.

A ello se le ha sumado durante las últimas ruedas un factor de incertidumbre política local dada la posibilidad de que se fuercen cambios en el plan económico oficialista. Notamos una elevación de pendientes de curva a pesar de ya ubicarse Argentina entre las más empinadas de su propia categoría de rating, existiendo el riesgo de que spreads de bonos largos continúen presionando al alza (aproximándose a valores pre-legislativas 2017) de confirmarse un retroceso en la política tarifaria doméstica. De esta manera, en un mercado donde el humor por activos de riesgo ha disminuido considerablemente y el dólar podría continuar fortaleciéndose, creemos que es momento de optar por opciones con inferior duration de acuerdo al perfil de riesgo-retorno de cada cartera.