INFORME DELPHOS: RECOMENDACIONES PARA HOY

Panorama global: ojos puestos en la Fed y el DXY 

El gran dato del fin de semana fue la confirmación de la aceleración en el ritmo de inflación interanual de marzo en base al índice PCE (el preferido por la Reserva Federal) (ver “El Número”) sentando las bases para el comunicado de política monetaria del día de hoy. Si bien dicho comportamiento se encontraba en línea con las expectativas, derivándose principalmente de la baja base considerada en marzo 2017 (cuando el PCE señaló una caída intermensual), este dinamismo de precios podría otorgarle a la entidad monetaria suficiente confianza para comenzar a sonar más “hawkish” reflejando una tasa de inflación cercana a objetivo y un crecimiento económico robusto por reforma impositiva y paquete fiscal. Aun así, los consensos señalarían que hoy la Fed mantendría tasas de interés con un 65% de probabilidad, para recién confirmarse una segunda suba en la reunión de junio.

En este contexto, el diferencial de spreads de tasas US$-EUR continúa presionando al alza ya confirmando un quiebre de su último techo de 235 pbs de diciembre 2016, y resultando en una persistente apreciación del dólar (ver “El Gráfico”). Tal como definimos en nuestro último “Informe Semanal de Mercados y Economía”, ello presenta un riesgo importante a monitorear. Ya advertimos que la volatilidad condicional de monedas emergentes había repuntado y, en estos últimos dos días, algunas de las principales señalaron movimientos que prenden una señal amarilla; en particular, el BRL en zona de BRL:US$ 3,5. De esta manera, comenzamos a visualizar lo que augurábamos en nuestro último informe semanal, con el EEM testeando su MM200d, a diferencia del S&P 500 cuyo oscilador de precios marca un momentum de precios algo mejor. Asimismo, el EWZ también se ubica en zona de soporte al nivel de US$ 41,8.Fuera de que los fundamos domésticos nos siguen gustando en Brasil, en el corto plazo, de desacelerarse commodities, podríamos ver mayor presión bajista en activos emergentes, y deber así considerar estrategias de cobertura.

Panorama global II: Ganancias AAPL

En el día de ayer Apple dio a conocer sus resultados correspondientes al 2Q (año fiscal), a pesar de que la compañía reportó ventas de “Iphone” menores a lo estimado, los balances lograron batir las expectativas del mercado en ventas nominales y ganancias. Al 2Q la firma registró ingresos por US$ 61.137 MM vs. 60.868 MM proyectados (+0,4%); al mismo tiempo que reportó resultados netos por US$ 13.822 en comparación con US$ 13.458 MM estimados (+2,7%). Obteniendo así una ganancia ajustada por acción (EPS, por su sigla en inglés) de US$ 2,7, un 3,3% superior a lo esperado por el mercado. Asimismo, la compañía anunció un programa de recompra de acciones de US$ 100.000 MM, el cual pareciera haber complacido a los inversionistas, y un aumento del 16,0% de su dividendo trimestral, como resultado de los beneficios fiscales obtenidos por la firma gracias a la reforma impositiva aprobada por el gobierno de EE.UU. el año pasado. En el “pre-market trading” Apple opera 3,78% por encima de su precio de cierre hacia los US$ 175,5por acción.

Renta variable local: Wait and See

Tras un cierre de semana auspicioso, ADRs argentinos operaron de manera mixta, especialmente en la jornada de ayer. Por un lado, los bancos que el viernes pasado, impulsados principalmente por la suba de tasa de política monetaria, habían logrado una fuerte suba, en la rueda de ayer devolvieron casi todo el terreno ganado. Utilities se mantuvieron más firmes, mientras que YPF y PBR acompañaron al sector petrolero en general hacia la baja. De fondo, el contexto internacional continúa siendo adverso con un dólar continúa fortaleciéndose y repercutiendo negativamente sobre emergentes, mientras que en el plano local, como venimos mencionando, las próximas sesiones legislativas resultarán claves, tanto por el tema tarifas cómo la ley de mercado de capitales. En este contexto, y dada la característica leading del sector bancario, resulta difícil recomendar tomar posiciones en activos de renta variable argentinos y consideramos prudente esperar un poco, siguiendo de cerca al S&P a la espera de una merma en su volatilidad.