INFORME DELPHOS: RECOMENDACIONES PARA HOY

Commodities energéticos a la baja, el crudo WTI retrocede poco más de 0,5% y opera por encima de los US$ 67,9/bbl. Metales industriales se comportan mixtos, el cobre cae 1,5%.
Principales bolsas asiáticas cierran mayormente en alza, el MSCI Asia Pacific suma 1,0%. Por su parte, Europa también se tiñe de verde, con el DAX y el STOXX 600 subiendo 0,7% y 0,1%, respectivamente.

Futuros del S&P y Dow Jones operan en baja, al mismo tiempo que la tasa norteamericana a 10y retrocede hacia los 2,96% y el DXY avanza 0,3% hacia los 91,8pts.

Panorama global: un Dragui de baja claridad…

El ECB decidió mantener inalteradas tasas de interés, y reafirmó su programa de compra de bonos por EUR 30.000 MM mensuales hacia septiembre 2018, preliminarmente. Dragui aceptó la moderación del ritmo de crecimiento económico observado durante el 1Q18, si bien continúa confiando en que sería consistente con una tendencia de expansión en la región, considerando que los niveles de confianza se mantuvieron elevados. Visualiza poco convencimiento en el dinamismo de la inflación, exigiendo todavía un elevado nivel de estímulo monetario.

El mercado interpretó un ECB algo más “dovish” de lo esperado, marcando ser más dependiente al flujo de datos (dada la desaceleración de crecimiento). Dragui necesita de una economía creciendo suficientemente para gradualmente quitar algo de estímulo que le permita guardar herramientas para una eventual desaceleración futura de la actividad. Pero, a la vez debería buscar sonar lo suficientemente “dovish” para evitar una continuada apreciación del EUR. De esta manera, no emitió mayor claridad respecto cualquier guía futura relativa a su política de QE. Como Greenspan alguna vez comentó, “si soy particularmente claro, no entendieron lo que quise comentarles”.

En este contexto, las tasas de interés de Bunds alemanes descendieron, presionando así hacia una mayor ampliación de spreads US$-EUR. A 10 años, dicho spread ya superó su anterior máximo de 235 pbs de diciembre 2016 (con posterioridad a la victoria electoral de Trump) resultando en una depreciación del EUR por debajo de anteriores mínimos en US$:EUR 1,215. Por ahora, la mayor fortaleza del dólar no estaría traduciéndose en un deterioro de momentum de commodities; creemos que ello es lo que sostiene activos de riesgo emergente. El EEM (ETF de acciones emergentes) y EWZ (ETF de Brasil) preliminarmente respetaron sus respectivas MM200d, lo cual es un buen indicio. Pero las volatilidades de monedas continúan elevadas; muchas de ellas como el BRL o MXN se ubican en niveles técnicos claves. Así, creemos que el riesgo de carteras agresivas en equities emergentes se ha elevado.

Renta fija en US$: algo de afuera y algo de adentro

Bonos soberanos de LATAM IG señalaron una leve elevación de spreads vs. treasuries norteamericanos ante la apreciación del dólar previamente mencionada; aun así, estos se mantienen con tendencia lateral centrada en 100 pbs. Por su parte, bonos BB señalaron buena resiliencia, incluso demostrando compresiones de spread en casos como Brasil. En Argentina los spreads de crédito vs. calificaciones BB se elevaron 10pbs, aproximándose nuevamente a los máximos posteriores a la emisión de enero en torno a 160pbs a 5-10 años de duration. Creemos que su evolución estará principalmente ligada la volatilidad del FX, contemplando que la anterior observada estabilidad en el mercado de cambios constituyó uno de los principales drivers de compresión. El accionar del BCRA y el flujo de salida de fondos externos en títulos en moneda local estarán en centro de análisis pudiendo observar algún overshooting de primas de riesgo en el corto plazo.

Renta fija en AR$, riesgo cambiario y cobertura

Como hemos mencionado, el fortalecimiento del dólar a nivel global en conjunto con la entrada en vigencia del impuesto a la renta financiera para no residentes, han aumentado fuertemente la presión sobre la moneda local. En un mañana en la que el tipo de cambio arrancó al alza, el BCRA intervino por primera vez antes del mediodía y nuevamente sobre la tarde. Se estima que puso en el mercado US$ 853 MM, que se suman a los US$ 1.471 MM del martes. De todas formas, el tipo de cambio trepó 30 centavos hacia US$:AR$ 20,55, depreciándose un 1,5% vs. el día anterior. Tasas implícitas ROFEX se elevaron significativamente; la tasa del contrato con vencimiento a fin de mayo se elevó hacia 50%, para un precio de ejercicio de US$:AR$ 21,40. Mientras tanto, monedas de la región lograron sostenerse mejor que la rueda anterior. No obstante, en Brasil, a la agitación internacional se suman nuevos drivers políticos que sumarían volatilidad al BRL: i) una decisión de la corte suprema de justicia que podría favorecer a Lula y permitirle salir en libertad; ii) el testimonio de un ex ministro en el caso del Lava Jato que podría implicar a más compañías. Finalmente, la salida de fondos extranjeros posicionados en AR$ no solo suma tensión en el mercado cambiario sino que ha elevado significativamente las tasas Lebac. La suba fue de 170pbs para la Lebac con vencimiento en mayo (cierre 28,3% TNA) y de 110pbs para el vencimiento a junio (27% TNA), al comparar con el día anterior. En este contexto, creemos que es prudente dolarizar parcialmente el portafolio y seguir de cerca el clima global y el accionar del BCRA.

Renta variable local: Emergentes si, Argentina no

A pesar de la gran jornada de emergentes y de Brasil, Argentina volvió a cerrar fuertemente en terreno negativo. Esta caída encuentra su explicación tanto en factores externos como internos. Desde afuera, el dólar continúa fortaleciéndose, aunque emergentes parece haber sobrepasado dicho obstáculo de momento. Desde adentro, la ya mencionada ley de financiamiento productivo (o ley de mercado de capitales) la cual resulta esencial para lograr el ascenso hacia emergentes. Así vimos una jornada negativa con volúmenes operados que continúan siendo bajos, pero que poco a poco marcan una leve señal al alza. Esto podría indicar que el mercado aún está expectante de lo que pueda llegar a ocurrir, pero que ya comienza a tomar ciertos recaudos.

Aún así, ya no parece que ese optimismo que tiempo atrás reinaba en el mercado siga vigente sobre el upgrade del MSCI. Hoy encontramos varios papeles testeando zonas claves de soportes (como GGAL alrededor de los 59 US$/ADR o BMA alrededor de 95 US$/ADR) o incluso algunos habiendo perforado a la baja dichas zonas (Pampa en 58 US$/ADR, Loma Negra en 20,5 US$/ADR, Supervielle en 28 US$/ADR o TGS en 19 US$/ADR). Analizando técnicamente al mercado de manera global, vemos que la mayoría de los papeles están cerca o por debajo de los 30 pts de su RSI 14d, incluso el promedio simple de las acciones del Merval se encuentra en 33 pts. Si bien esto podría mostrar que estaríamos próximos a una zona de sobreventa, los fundamentos que ya no parecen ser tan optimistas son los que dominan. Con la temporada de balances que recién comienza podremos encontrar un argumento favorable, sin embargo, el gran trigger del año parece cada vez más lejano.