INFORME DELPHOS: Las claves del día

EL GRÁFICO 

Bovespa testea su zona de soporte en 75.000 pts
(Cotización en BRL; fuente: Bloomberg)

EL NÚMERO

TRY:US$ 4,58
(CIERRE DE LA LIRA TURCA)
A contramano del BRL, la lira turca logró revertir su anterior momentum negativo luego de alcanzar un mínimo de TRY:US$ 4,92 durante el miércoles pasado.

EL DATO

13%
(TASA DE DESEMPLEO ESPERADA PARA ABRIL EN BRASIL)
En la jornada de hoy el IBGE publicará la tasa de desempleo correspondiente a abril. Se espera que la misma descienda a 13%.

MIENTRAS DORMÍAS…

Continúa la escalada del dólar y el DXY ya se posiciona arriba de 94,8 pts. Futuros del S&P y Dow Jones se tiñen de rojo. La 10y de USA debajo de 2,90%.
Commodities en general operan de manera mixta, con el crudo WTI retrocediendo hacia 67 US$/bbl, mientras el Dr. Copper recupera parte del terreno perdido quedando cerca de 3,09 US$/lb.
Bolsas asiáticas cierran mayormente en terreno negativo, con el Topix -0,5%. También cae Europa y el Stoxx 600 retrocede -1,3%.

NOTICIAS Y RECOMENDACIONES

Panorama global: Buenas y malas…

Una buena y una mala para mercados emergentes. Por un lado, el escenario político italiano estaría presionando a la baja al EUR y yields de Bunds alemanes al tiempo que la prima de riesgo de Italia se elevó a máximos de 230 puntos, los valores más altos observados excluyendo el período de la crisis de deuda europea. Más allá del detalle del conflicto político en Italia que señala un quiebre de una potencial coalición entre el establishment y frentes populistas, y la posibilidad de que estos últimos ganen importancia en próximas elecciones, lo trascendente de cara a inversiones EM constituye la importante ampliación de spreads US$-EUR superando la marca de 250 pbs a 10 años y de 300 pbs a 5 años, al observarse una caída de yields en bunds alemanes de casi 20 pbs. Ello denotaría que el mercado estaría priceando una posición más laxa por parte del ECB (en términos del tiempo que podría extenderse el programa de QE). En este contexto, el EUR quebró una zona de soporte en US$ 1,175, ubicándose el próximo al nivel de US$ 1,16. Esta mañana se negocia a US$:EUR 1,1555.

Por el otro lado, la buena noticia constituye la mayor tranquilidad observada en la lira turca luego de la decisión del Banco Central de aquél país de simplificar su sistema de tasas de interés, estableciendo como tasa de principal referencia a la aplicable a repos a 1 semana. Resta todavía confirmar que dicha medida sea suficiente para contentar al mercado, pero se trataría de una señal de política monetaria más ortodoxa que modificaría el enfoque adoptado al día de hoy en dicho país.

Entonces, la pregunta que surge constituye si los últimos movimientos responden a una continuación de la fortaleza del dólar o, más vale, una mayor debilidad de ciertas monedas particulares de relevancia; en particular, EUR o BRL. Si bien se observa algo similar al EUR en el GBP, monedas como el JPY, AUD o CAD no estarían marcando el mismo grado de depreciación. De la misma manera, fuera de la localidad del movimiento del BRL, algunas otras monedas EM igualmente vinculadas con precios de commodities, en el promedio, estarían recuperándose levemente vs. los pisos observados al 18/05. Nótese que el COP (peso colombiano), ZAR (rupia sudafricana) o MXN (peso mexicano) han registrado caídas importantes de volatilidad.

Creemos que es una combinación de drivers de ambos lados lo que explica la continuada suba del DXY y tampoco descartamos un período de DXY en alza con alguna estabilidad de monedas EM dado el contexto macro de crecimiento en países emergentes. Pero seguramente exista alguna selectividad importante, castigando a los países más vulnerables. Creemos que la dependencia a datos macro del mercado de monedas seguirá vigente y esta semana se encuentra particularmente cargada con publicaciones de registros norteamericanos, en los frentes de inflación, mercado laboral y consumo. Ello es importante dada la positividad de las sorpresas económicas en EE.UU. y la caída de sorpresas en países emergentes y Europa.

Panorama Regional: Real baja

Continúa el mal momentum brasilero, contagiado principalmente por Petrobras (PBR). A pesar del feriado norteamericano, el bovespa no dio respiro y continuó su caída, incluso acentuándola para dirigirse a testear su zona de soporte en 75.000 pts (ver “El Gráfico”). La magra performance del gigante de la región comenzó como una salida generalizada de emergentes debido a la fortaleza del dólar, pero al observar el desempeño del EWZ (ETF de activos brasileros) vs. el EEM (ETF de activos emergentes) del pasado viernes, parece que ahora el fenómeno se acentuó en Brasil, explicado en gran parte por la debilidad de un real que vuelve a testear su zona de soporte en 3,75 USD:BRL. Así, con el Bovespa y el Real testeando mínimos, la jornada de hoy resulta fundamental para observar un recuperación o una profundización de la baja.

Es claro que una caída en Brasil siempre resulta ser una mala noticia para el mercado local, íntimamente ligado a la economía carioca. Ayer se observó un Merval en terreno negativo resultado de dos efectos: las acciones corrigiendo sus valores a los precios del viernes (recordar que fue feriado en Argentina), pero, además, una caída más profunda debido al desempeño del Bovespa. La noticia que el MSCI dará su veredicto sobre el upgrade hacia emergentes (o no) de Argentina el próximo 20 de junio parece no haber tenido efecto ayer, sin embargo, continuamos siendo optimistas, pero a la fortaleza de dólar ahora se le suma la debilidad brasilera como variables fundamentales a monitorear.

Commodities: Crudo WTI

Al igual que el pasado viernes el crudo WTI volvió a teñirse de rojo y ya encabeza su peor racha de pérdidas en más de tres meses. Durante la rueda de ayer el precio del petróleo se desplomó más de un 2% hacia los US$ 66,5/bbl, acumulando en tan solo 5 ruedas una caída de casi 8,0% y contrarrestando prácticamente el cien por ciento de las ganancias durante el mes de mayo. El retroceso en el precio del petróleo se da luego de que Arabia Saudita y Rusia, dos de los principales productores de petróleo del mundo, hayan anunciado la semana pasada que, durante la segunda mitad de año podrían eventualmente reactivar parte de su reducida producción, luego de que la OPEP y los productores aliados concluyeran que finalmente han logrado equilibrar la oferta con la demanda global el pasado mes de abril. Sin embargo, la decisión aún no está tomada, sino que el grupo deberá decidir por unanimidad si ajustar (o no) la producción el próximo mes. Según estimaciones de Goldman Sachs y Price Futures Group un aumento de aproximadamente 800.000 a 1.000.000 de barriles diarios apenas compensaría la caída proyectada tanto en la producción de Irán como de Venezuela. De esta manera, tal como hemos mencionado en ocasiones anteriores, creemos que los fundamentals del petróleo se mantienen sólidos, y, por lo tanto, de momento no vemos motivo alguno el cual amerite encender una alarma.

Renta fija en AR$: Curva CER

Luego de una fuerte suba de los rendimientos reales exigidos a bonos AR$+CER, a causa del endurecimiento de la política monetaria, la curva comienza a normalizarse. Notamos que nuevamente la curva comienza a mostrar una pendiente levemente positiva. Ello se evidencia en el repunte del spread DICP-TC21, luego de caer fuertemente entre mediados de abril y comienzo de mayo. Dicho spread se estaría estabilizando en un rango similar al observado previo a la turbulencia cambiaria. Asimismo, el spread TC21-TC20 ha caído hacia mínimos del último tiempo, ubicándose cercano al piso de canal en el que ha lateralizado en el último año. De esta manera, creemos que el TC20 se encuentra desarbritrado en relación al TC21, pudiendo esperarse una baja del yield real del TC20 en relación a su par a TC21. Es importante resaltar, de todas formas, que se trata de un instrumento con un liquidez inferior.