INFORME DELPHOS Las claves del día

EL GRÁFICO

Volatilidades implícitas de monedas se mantienen elevadas en la “supersemana” de política monetaria
Volatilidad implícita de opciones sobre el real brasilero, rupia india y rand sudafricano
(fuente: Bloomberg)

EL NÚMERO

US$:AR$ 26
(CIERRE DE LA COTIZACIÓN DEL DÓLAR MAYORISTA)
Durante la rueda de ayer la cotización de la divisa norteamericana sumó casi 70 centavos para cerrar la jornada en US$:AR$ 26,05.

EL DATO

2,7% YoY
(ÍNDICE DE PRECIOS AL CONSUMIDOR DE ESTADOS UNIDOS)
Durante el día de hoy se dará a conocer la inflación de Estados Unidos correspondiente al mes de mayo; la misma se proyecta en 0,2% MoM y 2,7% YoY.

MIENTRAS DORMÍAS…

Bolsas asiáticas cerraron en terreno positivo, con el Topix +0,3%. Europa también opera en verde y el Stoxx 600 sube 0,1%.
Leve baja del crudo WTI operando cerca de 66 US$/bbl. El Dr. Copper se toma un descanso alrededor de 3,25 US$/lb.
Futuros del S&P y Dow Jones se tiñen de rojo. El DXY en 93,6 pts. y la tasa 10y USA en 2,97%.

NOTICIAS Y RECOMENDACIONES

Panorama global: desde tensiones geopolíticas hacia política monetaria

Durante el fin de semana, la atención estuvo puesta particularmente en las tensiones dentro del G7 entre EE.UU. y el resto de potencias económicas; particularmente, con Canadá. No se registró un castigo generalizado en activos de riesgo como consecuencia de la falta de consenso y apertura dentro del grupo (lo cual contrasta con lo observado en la reunión del SCO, con China y Rusia a la cabeza), si bien sí se observó un deterioro de momentum localizado en países particularmente impactados como el MXN como consecuencia de la incertidumbre en la continuidad del NAFTA. Restantes monedas emergentes como el BRL señalaron mayor estabilidad, confirmando nuestras perspectivas de que todavía existe cierta selectividad de fundamentos en activos de riesgo (ver último Informe Semanal). Sin embargo, las volatilidades implícitas en instrumentos derivados continúan en valores muy elevados (ver BRL, ZAR, INR).

Creemos que ello deviene de la proximidad a la “supersemana” de política monetaria con reuniones de bancos centrales en EE.UU. (el miércoles), Europa (el jueves), y Japón (el viernes), con posterioridad a la publicación de datos de inflación mensuales. Recientemente, las tasas de interés elevaron sus componentes reales, y los spreads de tasas US$-EUR se redujeron luego de comentarios de miembros del ECB relativos a la posibilidad de una terminación gradual del paquete QE a partir de fines de este año. Aún sin un anuncio oficial respecto de su política de balance, la mera discusión de dicha temática podría impulsar al EUR. Esperamos una semana cargada de volatilidad en tasas y monedas aproximándose a las fechas, con alguna presión vendedora en regiones de mayor vulnerabilidad externa.

Política monetaria: Comunicado post-acuerdo FMI

En el día de hoy se publicará el comunicado de política monetaria. Se espera que el BCRA mantenga su tasa de política monetaria inalterada en 40%. Se trata del primer comunicado post-acuerdo con el FMI. En la conferencia de prensa que dio junto con Dujovne, Sturzenegger confirmó el esquema de inflation targeting con flotación cambiaria y planteó nuevas metas de inflación. Hacia fines del año que viene se buscaría alcanzar una inflación del 17% a/a, lo cual según el propio presidente del BCRA es compatible con una inflación alrededor del 20% en junio de dicho año, es decir, en línea con la trayectoria de desinflación que hemos planteado anteriormente. En ese sentido se plantearon tres cambios de política, apuntando a frenar la emisión monetaria y desarmar las Lebacs: i) cese total de transferencias al Tesoro; ii) freno en la compra de reservas al Tesoro, mecanismo que explicamos en nuestro Informe Semanal de Mercados y Economía del 01/06; iii) transferencia en AR$ del equivalente a US$ 25.000 MM desde el Tesoro al BCRA por pago parcial de Letras Intransferibles.

Asimismo, al reforzar un régimen de flotación del tipo de cambio, a partir del 8 de junio se levantó la oferta de US$ 5.000 MM, presente en el MULC desde el 14/05. En este contexto, el dólar perforó los US$:AR$ 26, luego de que leves intervenciones del BN cerca del cierre lograran restar algunos centavos. Es así que las mayores garantías ofrecidas por el anunciado acuerdo con el FMI no parecen haber calmado la demanda neta de dólares del sector privado. La entrada de los primeros US$ 15.000 MM de dicho acuerdo podría contribuir a una estabilización.

Renta fija en US$

Bonos soberanos en US$ otra vez contra las cuerdas. Durante la rueda de ayer, rendimientos de instrumentos pertenecientes al tramo largo de la curva se elevaron en promedio 14pb respecto del pasado viernes, mientras que en el tramo más corto de la curva la elevación rondó los 8-10pb. De esta manera, spreads vs. Treasuries norteamericanos se incrementaron entre 9-11pb respecto de la semana anterior, rondando los 350pb para el tramo corto y 460pb para el largo. Por su parte, spreads vs. LATAM también se elevaron (8-20pb, en promedio), siendo el diferencial vs. emisores con igual calificación el que más se expandió. Habiéndose “solucionado” el potencial problema de liquidez que habría enfrentado Argentina en el caso no acordar con el FMI, pareciera ser el tipo de cambio el principal driver del mercado crediticio argentino. En este contexto, una recuperación significativa de los bonos soberanos en US$ (sobre todo el tramo largo) precisaría de una moneda local con menor volatilidad y depreciación potencial.

Renta variable local: debilidad cambiaria

Leve traspié del mercado accionario local al comienzo de la semana. Los sectores en general volvieron a mostrarse vulnerables al alza del peso. Tras haber comenzado la jornada en terreno positivo, la fuerte suba de la moneda sobre el final del mercado cambiario tuvo su correlato en la renta variable que, liderada por los bancos, se tiñó de rojo. Lo más negativo de este movimiento, es que la depreciación se dio en un marco en que el DXY se mantiene por debajo de los 93,6 pts, y tanto el BRL como el MXN se mantuvieron casi sin variantes. Lo más positivo es que tan sólo se trató de un traspié, de menor magnitud que el de la depreciación.

En ese aspecto, es claro que el mercado tiene en mente la decisión del 20J: ser o no ser emergentes. A tan sólo 8 días, la pregunta más importante que hay que responder es “¿Seremos emergentes?”. Si la respuesta es sí, entonces estas bajas sólo proporcionan mejores puntos de entrada y allí nuestra preferencia se mantiene en los papeles más líquidos (Bancos, Central Puerto, Pampa Energía, YPF y Loma Negra). Somos optimistas al respecto, tanto los deberes hechos por el gobierno, como la dinámica del acuerdo con el FMI nos impulsan a creer que las probabilidades están bien arriba del 50%.