INFORME DELPHOS Las claves del día

EL GRÁFICO

GGAL cerca del P/B promedio 2015 – 2017
(fuente: Bloomberg)

EL NÚMERO

45 pbs
(TASA NOMINAL DE BUNDS ALEMANES A 10 AÑOS)
Luego de comentarios de participantes del ECB esta mañana relativos a una mayor confianza de una terminación del QE hacia finales de año, yields de bunds alemanes repuntaron 5 pbs hacia 45 pbs, junto con un fortalecimiento del EUR.

EL DATO

-50.000 MM
(RESULTADO DE LA BALANZA COMERCIAL DE EE.UU. ESPERADO PARA EL MES DE ABRIL)
La oficina de análisis económico de Estados Unidos publicará el día de hoy el resultado de la balanza comercial americana en el mes de abril. Se espera que el déficit ascienda a 50.000 MM.

MIENTRAS DORMÍAS…

Commodities energéticos a la baja; el crudo WTI cae 0,4% hacia 65,2 US$/bbl. Metales preciosos e industriales se tiñen de verde, con el cobre liderando las subas (1,2%).
Bolsas europeas operan mixtas, el DAX sube 0,4%. Mercados asiáticos cerraron mayormente en alza, con el Nikkei sumando 0,4%.
La tasa norteamericana a 10y se ubica en 2,96%. Futuros de S&P y Dow Jones en terreno positivo.

NOTICIAS Y RECOMENDACIONES

Panorama global: MXN y BRL
A pesar del fortalecimiento del Euro y el buen momentum del cobre, tal como planteamos en claves del día de ayer, monedas latinoamericanas continúan señalando cierto deterioro de momentum al tiempo que el MXN y BRL testean sus resistencias de MXN:US$ 20 y BRL:US$ 3,8. Misma presión vendedora se observa en instrumentos de deuda soberana; Brasil ya habría devuelto toda la caída relativa de spreads vs. comparables BB- en el año en una cuantía de casi 40pbs (5yr). Ello iría a contramano de monedas emergentes asiáticas, las cuales estarían registrando una apreciación vs. el dólar, tales como el KRW (won koreano) o la INR (rupia india). La tensión comercial con EE.UU., y la incertidumbre política de cara a las elecciones presidenciales en Julio y Octubre en México y Brasil, respectivamente, constituyen los principales catalizadores. Asimismo, en particular, la resignación del CEO de Petrobras y el recorte de precios de gasolina otorgan señales de políticas de mercado heterodoxas.

En este contexto, mientras que volatilidades implícitas del BRL y MXN volvieron a los valores del 2016 (con un entorno de precios de commodities más bajos), el BCB ya salió a incrementar la oferta de dólares por medio de un incremento en el stock ofrecido de swaps (por US$ 750 MM) durante la rueda de ayer, al tiempo que tasas de interés en moneda local se elevaron por encima de 7,0% anual. Creemos que esta primera medida del BCB podría ayudar a sostener los valores de moneda, dada la señalización que implica hacia el mercado, y contemplando que se trata de un tipo de cambio real multilateral mucho más atractivo al ubicarse tan sólo 6% más apreciado que los pisos históricos de fines del 2015/inicios del 2016. De la misma manera, creemos que el MXN estaría operando dentro de los límites de tolerancia del Banxico, esperando así una elevación de tasas en la reunión de Junio 21 de persistir la reciente debilidad en FX.

Las mencionadas resistencias deberán ser monitoreadas con detenimiento, pero estamos en valores atractivos desde los fundamentos (al respecto, destacamos un muy buen registro de producción industrial de abril en Brasil, con antelación al paro de transporte en mayo); más allá de tensiones de corto plazo y alguna desaceleración de crecimiento, los commodities mantienen buen momentum y tensiones geopolíticas podrían funcionar más como una herramienta de apalancamiento que un deterioro genuino de relaciones. De hecho, la imposición de tarifas de entre 7-25% por parte de México sobre importaciones de acero y productos agrícolas importa una porción pequeña de las importaciones totales del país (4,8% del total de impos o menos del 1% del PBI). De esta manera, el impacto económico debería ser acotado, si bien estaría dirigido a poner presión en las negociaciones del NAFTA y proteger uno de los sectores más cruciales para MX; en particular, el segmento automotriz.

Riesgo cambiario y cobertura: El mapa del Tesoro
Como hemos dicho en nuestro Informe Semanal de Mercados y Economía Nº 1.167, la reciente turbulencia nos ha llevado a un cambio en la forma de participación del sector público en el mercado cambiario.  El Tesoro y el Banco Nación han cobrado protagonismo; las ventas recurrentes de la administración central a través del BN, han desplazado al BCRA y lo posicionan, así como el principal ofertante para una demanda que se sostiene. De esta manera, frente a la nueva dinámica intra Sector Público, es preciso entender cuánto más pueden aguantar las disponibilidades del Tesoro. Los depósitos en moneda extranjera del sector público alcanzan US$ 3.700 MM (último dato disponible: 01-06-18). No obstante, es preciso resaltar que durante la última semana se registraron compras netas de divisas al BCRA por parte del Tesoro por un total de US$ 2.300 MM. Esta operatoria podría continuar repitiéndose y renovando entonces la disponibilidad de dólares del Tesoro para volcar al mercado, siempre y cuando el Tesoro tenga AR$ en sus cuentas para cambiar por US$ al BCRA. Actualmente los depósitos en AR$ del Sector Público alcanzan el equivalente a US$ 30.800 MM. Al considerar este panorama, el Tesoro tendría espalda para mantener en el corto plazo el tipo de cambio por debajo del techo de US$:AR$ 25 dispuesto por la orden diaria de US$ 5.000 MM del BCRA, si así lo quisiera.

Renta variable local: otro paso en firme
Segunda jornada consecutiva de fuerte alza para el mercado local. Mientras la suba del pasado lunes se focalizó casi exclusivamente en el sector financiero, ayer, de la mano de los bancos, el resto de los sectores sintieron el efecto contagio y el Merval tuvo una de las mayores alzas del año a pesar de la mala jornada para el mercado brasilero. Incluso la suba se dio con un volumen más que considerable, por encima del promedio más un desvío standard del volumen diario operado en 2018. De esta manera, el equity argentino volvió a dar un paso en firme hacia un cambio de tendencia, aunque todavía sigue siendo prematuro para confirmarlo.

En ese sentido, la media móvil de 200 días suele utilizarse como referencia para tendencias, y de las 28 compañías que integran el índice Merval, tan sólo dos (BYMA y Tenaris) se encuentran por encima de dicho indicador, pero, al analizar la MM20d son 17 de 28 los papeles que operan por encima, lo que podría ser un dato favorable, indicando un “intento de cambio de tendencia”. En este proceso de cara a la decisión del MSCI priorizamos los sectores y papeles de mayor liquidez ya que son los primeros en reaccionar, y por ende, de confirmarse la tendencia alcista, serán los que tengan mayor recorrido en un principio. Dado que los bancos ya han recuperado una parte importante de sus bajas, comenzamos a notar un rezago relativo de sectores como la construcción (LOMA y HARG), utilities (PAM, EDN, TRAN y TGS) y generación eléctrica (CEPU y CECO2). Insistimos que todavía es prematuro, pero si se confirma la tendencia positiva, todavía hay puntos de entrada atractivos en diversos sectores. Aún hay tiempo de subirse al tren emergente.

Renta fija US$: Soberanos vs. Subsoberanos
Durante la rueda de ayer la curva soberana en US$ volvió a mostrar signos de recuperación. Bonos soberanos en US$ pertenecientes al tramo corto esbozaron en promedio una compresión de rendimiento de 25pb; por su parte bonos con una duration más larga también vieron reducir su yield aunque en menor medida (en promedio 17pb). Bonos provinciales también han señalado una mejora en sus rendimientos, aunque pareciera que el fortalecimiento de la curva soberana aún no se ha trasladado en su totalidad a la curva subsoberana. Durante del día de ayer el spread de rendimiento BUENOS 2024-AY24 se redujo en casi 40pb, alcanzando 180 pbs; aun así, se encuentra por encima del rango negociado con anterioridad a fines de mayo, el cual se ubicó entre 85-150 pbs. Mismo razonamiento aplica a otros bonos de la curva subsoberana (e.g. BUENOS 27 en spread de 120 pbs vs. un rango de negociación anterior de entre 45-75 pbs). De esta manera, creemos que de mantenerse el mejoramiento del contexto internacional y de avanzar Argentina en sus negociaciones con el FMI, bonos subsoberanos en US$ guardan cierto margen de compresión spread de rendimientos vs. la curva soberana, especialmente tras el fuerte incremento de la semana pasada.