INFORME DELPHOS Las claves del día

EL GRÁFICO

Yield 10y bonos en US$ de Brasil hacia
máximos de diciembre 2016
(fuente: Bloomberg)

EL NÚMERO

US$:AR$ 25
(COTIZACIÓN US$:AR$ DEL DÍA DE AYER)
El dólar MEP vuelve a teñirse de verde durante la rueda de ayer y alcanza una cotización de US$:AR$ 25,07, quebrando al alza el techo de US$:AR$ 25 puesto por el BCRA.

EL DATO

189k
(INCREMENTO EN LAS NÓMINAS NO AGRÍCOLAS DE EMPLEO ESPERADAS PARA MAYO)
En la mañana de hoy se publicará el resultado de las nóminas no agrícolas de empleo en Estados Unidos.Consensos esperan un mejor desempeño en las mismas y un consecuente incremento de 189k.

MIENTRAS DORMÍAS…

Renace el “risk on”? Por lo menos así lo indican los indicadores de esta mañana. El ruido político europeo se controló rápidamente. Nota italiana a dos años sigue comprimiendo spread y pasa a rendir 0,8% anual. Bolsa española trepa más de 2% luego de la remoción de Rajoy.
Futuros de EEUU operan fuerte al alza a la espera de los datos de empleo que se conocerán durante esta mañana.
Materias primas operan sin demasiados movimientos.

NOTICIAS Y RECOMENDACIONES

Panorama global: finalizando un mes de mayo para el olvido…

La crisis política en Italia cedió y el registro de inflación core en Europa mejoró respecto de meses anteriores, tocándole el turno ahora a Trump y sus políticas proteccionistas como driver de mercados. Aun cuando comenzábamos a observar mayor estabilidad en monedas de países desarrollados (y, en particular, en el EUR), la sangría en mercados de crédito EM persiste luego de que EE.UU. anunció que aplicaría tarifas de importación sobre el acero de UE, México y Canadá. Estos respondieron con intenciones de aplicar medidas proteccionistas sobre importaciones norteamericanas. 
 
Si bien los anuncios de EE.UU. podrían solamente conformar una estrategia para forzar negociaciones de cara al NAFTA/Europa y cerrar un acuerdo más ventajoso, el peso mexicano (MXN) volvió a aproximarse hacia su nivel de resistencia de $ 20, observándose una importante presión vendedora particularmente en crédito EM LATAM. El spread de bonos mexicanos vs. treasuries norteamericanos (10yr) se elevó hacia casi 170 pbs, encontrándose ya en rangos de negociación de plena crisis europea (150-190 pbs), piso de commodities del 2015/16 (155-200 pbs), y en el sell-off post-Trump a fines del 2017 (165-200 pbs). Brasil no se quedó atrás y ya alcanzaría spreads negociados inmediatamente después de la acusación de corrupción de Temer en mayo 2017 en la zona de 280 pbs (10yr). Por su parte, bonos en US$ de PBR sumaron en la última semana casi 100 pbs a 10 años! Ello estaría teniendo su consecuente impacto sobre la curva argentina, en donde se suma la incertidumbre observada en el mercado cambiario local, volviendo nuevamente a negociarse coberturas de CDS a spreads asimilables a los picos de inicios de mes (400 pbs). De hecho, comienza a registrarse una mayor dispersión en spreads dentro de los diferentes grupos crediticios con claros castigos hacia países con mayor exposición hacia EE.UU. y LATAM.
 
Vemos el mercado con demasiada dependencia a datos/noticias, y un importante recambio de los drivers que impactan, habiendo progresado la película desde la crisis de tipo de cambio en Turquía, la crisis política italiana y, ahora, el proteccionismo norteamericano. La psicología de mercado es pesimista y si bien vemos valor en algunos activos la tecnicalidad del mercado norteamericano y, en particular, el Dow Jones (que en aquellos episodios anteriores operó de manera más robusta) podría comenzar a deteriorarse. En el trasfondo persiste una economía macro que sigue señalando buen momentum a pesar de cierta desaceleración; pero deberemos observar los registros de actividad “soft” de junio para descartar por ahora efectos spill-over de inferiores condiciones financieras sobre la economía real. Mantenemos cautela en el posicionamiento de riesgo de carteras.

Las fechas claves a considerar en lo relativo a las negociaciones con el NAFTA, Europa y demás socios comerciales serán el 2-4 de junio cuando continuarían reuniones con China, así como el 20 de junio y 1ro de julio cuando entrarían en vigencia tarifas de importación sobre bienes europeos y canadienses, respectivamente.

Riesgo cambiario y cobertura: peso a peso

El dólar mayorista no cede, presionado por la necesidad de cobertura ante vencimientos de fin de mes, ayer volvió a cerrar al alza. Durante la rueda pasada, la cotización de la divisa norteamericana trepó cinco centavos hacia los US$:AR$ 24,96, estando cada vez más cerca del techo de US$:AR$ 25 impuesto por el BCRA a mediados de mayo. En esta ocasión, quien intervino en el mercado cambiario no fue el BCRA sino que fue el Tesoro a través del Banco Nación. De esta manera, el BN se desprendió de US$ 500 MM durante la jornada de ayer, acumulando en tan solo tres días un monto total vendido de US$ 1.200 MM. Esto refleja un claro cambio de dinámica, cediendo el control desde el Central hacia el Tesoro. Mientras tanto, el BCRA pisó fuerte en el mercado de futuros ROFEX donde la entidad vendió contratos por más de US$ 400 MM con vencimiento en junio, julio y agosto. A pesar de ello, tasas implícitas ROFEX se elevaron de forma generalizada vs. la semana anterior, dando cuenta de un aumento en los costos de cobertura. En lo que va del año, el AR$ acumula una devaluación real del 21,2%.

La agitada plaza cambiaria local incluso bajo un contexto global un poco más estable y tasas locales reales elevadas, da cuenta de la gran vulnerabilidad del AR$ en la actualidad. La barrera psicológica deberá “aguantar” hasta que llegue el ansiado anuncio del paquete del FMI (5 o 6 de junio?). El sentimiento local sigue siendo muy pesimista, a pesar del mejor contexto global. El escenario sigue siendo binario ya que un quiebre de los 25 provocaría una nueva corrida, que podría contagiar al depositante. Este escenario podría volverse impredecible y caótico. Todavía es el evento de menor probabilidad ya que el gobierno cuenta con los elementos para encarrilar la crisis actual siempre que el marco global se sostenga.

Renta variable local: ruido legislativo

El contexto internacional, con la fortaleza del dólar, ha dejado al mercado local en una situación delicada. Pero además, desde adentro, no ayudamos y la ley de tarifas, aprobada en ambas cámaras y vetada por el poder ejecutivo posteriormente, sólo sirvió para añadir incertidumbre y que los inversores tomaran cierta cautela,evidenciado en las utilities, con las bajas de Pampa y Edenor, o el aumento de la volatilidad intradiaria de Central Puerto y TGS. Esta ley y el ruido político llevan a los inversores a recalibrar expectativas. TPCG por caso, bajó los precios objetivos a diciembre 2018 de Pampa, Edenor y TGS hacia 70 US$/ADR, 57 US$/ADR y 23 US$/ADR respectivamente. Aún  así, estos implican subas esperadas de 50% para Pampa, 28% para EDN y 38% para TGS. Es decir, a pesar de la coyuntura local y la magra performance de los activos de renta variable, el mercado internacional continúa viendo valor en los papeles argentinos.

Además, a tan sólo 19 días de la decisión del MSCI, Morgan Stanley presentó un informe en el que otorga un 66% de probabilidad de ocurrencia al upgrade de Argentina hacia emergentes. Entendemos que todo este panorama deja de manifiesto que hay valor intrínseco positivo en los papeles locales, y que aun en la situación endeble actual y las trabas internas que nosotros mismos nos proponemos, y que la baja actual está liderada por flujos. Si el 20 de junio llega una buena noticia y con ella los flujos, Argentina tiene mucho potencial de recorrido al alza. Aunque todavía resulte pronto, quizás sería prudente ir encendiendo los motores.