IERAL: LA REFORMA DEBE APUNTAR A LA SUSTENTABILIDAD DEL SISTEMA PREVISIONAL

21
Investigadores de la Fundación Mediterránea consideraron hoy que el proyecto de reforma previsional debe modificar las fuentes de financiamiento de la Anses con el objetivo de “rever la dinámica insustentable” del régimen previsional nacional.
El Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), que reúne a los investigadores de la Fundación Mediterránea, realizó un análisis comparado con países de la región sobre los recursos destinados a seguridad social, que concluyó que Argentina es el que más fondos destina con el 9,7 por ciento del PBI, por encima de Brasil (8,2 por ciento); Uruguay (7,6 por ciento); Costa Rica (4,7 por ciento) y Chile (4,4 por ciento).
Los especialistas alertaron sobre el “fuerte aumento del número de beneficiarios de la Seguridad Social, junto con la elevada informalidad laboral”, que hicieron caer la relación de 2,1 trabajadores activos por cada pasivo registrada en 2005, a 1,4 a 1 en la actualidad.
Al respecto, sostuvieron que “si se excluyen los impuestos nacionales derivados a financiar el sistema, se tiene que el déficit de la Anses es equivalente a 2,6 puntos del PIB”, de acuerdo con los datos del 2015.
También consideraron que la fórmula que se utiliza para actualizar las jubilaciones es “extremadamente pro-cíclica”, lo que llevó a una caída en términos reales de los haberes en años recesivos como 2014 y 2016.
En ese contexto, los investigadores del Ieral señalaron que un esquema como el que se discute en el Congreso permitiría dos objetivos a la vez: mejoras de los haberes jubilatorios (del orden de 1,9 por ciento en términos reales para 2018, según estimación de la institución económica) y un ahorro para el fisco (respecto del mecanismo anterior) de entre 0,3 y 0,4 puntos del PBI de cara a 2018.
“El sistema previsional necesita lograr, en el mediano y largo plazo, mayor previsibilidad, mayor equidad entre distintos aportantes y menor grado de litigiosidad”, añadieron los investigadores.
Por otra parte, plantearon la necesidad de incluir en el debate parlamentario los “pros y los contras” de mover el límite de edad de jubilación hasta los 70 años, como la convergencia en el futuro de segmentos tales como monotributistas y autónomos.