HACIENDA SOBRECUMPLIÓ UN PUNTO LAS METAS FISCALES DEL TERCER TRIMESTRE

El Gobierno sobrecumplió la meta fiscal del tercer trimestre en un punto, generando un ahorro de $ 106.651 millones que se desprende de la diferencia entre el rojo fiscal primario previsto ($ 329.000 millones) y lo efectivamente ejecutado ($ 222.379 millones), se informó hoy oficialmente.
El anuncio lo realizaron conjuntamente el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, y el jefe de Asesores, Guido Sandleris, durante una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda.
También los números de septiembre le dieron oxígeno fiscal al Gobierno: el déficit primario ascendió a $ 31.353 millones, lo que representa una baja del 15% con respecto al mismo mes del año pasado.
“Hemos sobrecumplido en un punto la meta del 3,2% del PBI prevista para el tercer trimestre del año. Y vamos a cerrar el año con ingresos creciendo unos 5 puntos por encima del gasto”, indicó Pena.
De hecho, después de muchos años, “vemos cómo el gasto se ha estabilizado en el 2016 y ya está bajando, ubicándose en torno del 1,5% del PBI, con un punto de merma adicional para el año que viene”, añadió.
En cuanto en la incidencia de la inflación en la ecuación ingresos-gastos, Guido Sandleris, destacó que si bien “los gastos se ven afectados por la inflación, lo mismo ocurre con los recursos pero en forma positiva”.
“La meta de este año sigue invariable en 4,2% del PBI, venimos sobrecumpliento aunque tenemos que esperar un par de meses más para ver cómo cierra el año”, aclaró Sandleris.
En cuanto a la incidencia de la ley de exteriorización de capitales (blanqueo), Sandleris admitió que “estuvo en los términos previstos y su impacto rondó el 0,4%, con lo cual el sobrecumplimiento sigue siendo positivo respecto a las metas”.
Todas las metas previstas por el equipo de Hacienda para este año se sobrecumplieron: en el primer trimestre en 0,2%, en el segundo 0,6% y en período julio-septiembre se llegó a un punto de mejora.
Los resultados de septiembre mostraron una mejora comparativa del 27% en los ingresos totales, mientras que los gastos primarios, empujados por las prestaciones sociales, subieron un 17%, lo que representó un resultado primario con una baja del 15%.
En cuanto a los ingresos de septiembre el impacto de los recursos tributarios resultó sustancial (30%), liderado por un 46% de Ganancias y, en menor medida, las contribuciones a la seguridad social (31%), Débitos y Créditos (30%) e IVA neto ( 24%).
Respecto a los gastos del sector público no financiero, el grueso de la suba se registró en las prestaciones sociales (36%), mientras que los subsidios económicos bajaron un 42% entre septiembre de este año y el mismo mes del año pasado.
El resultado acumulado en el período enero-septiembre, en cambio, manifiesta una suba del 6% en el resultado primario con respecto al mismo período del año pasado que se extiende al 26% en su resultado financiero.
Los ingresos totales en esos nueve meses mostraron una variación positiva del 31%, también liderados por los ingresos tributarios, que registraron una mejora del 30%. Y entre los gastos acumulados el mayor porcentaje se destinó a prestacionales sociales con un 39%.
Los funcionarios se excusaron de responder preguntas respecto a la reforma impositiva en ciernes, circunscribiendo el encuentro con la prensa exclusivamente al motivo de la convocatoria: detallar la evolución del déficit fiscal primario.