La empresa General Motors retomó la producción, tras dos semanas sin actividad, en la localidad santafesina de Alvear, aunque se mantiene la suspensión de 355 empleados en esa planta, informaron fuentes gremiales.


Con el declarado propósito de conservar los puestos de trabajo, empresa y delegados gremiales de Smata Rosario acordaron la reactivación de la planta, aunque resolvieron mantener vigente las suspensiones.


Marcelo Barrios, titular del gremio a nivel regional, sostuvo que “el acuerdo es para que no haya despidos”.

(Fuente: Télam)