La planta que la automotriz General Motors posee en la localidad santafesina de Alvear suspenderá por un mes su producción y una parte de sus empleados percibirá el 70 por ciento de su salario, informaron fuentes del sector.


La decisión obedece a la caída de las ventas relacionadas principalmente con las exportaciones al mercado brasileño, comprador de alrededor del 70 % de la producción de la planta local de GM.

(Fuente: Télam)