FUNCIONARIOS DE ARGENTINA Y BRASIL INICIARON LA REUNIÓN TÉCNICA POR EL COMERCIO AUTOMOTOR

El secretario de Industria, Fernando Grasso, y su par de Comercio Exterior de Brasil, Igor Calvet, iniciaron hoy las negociaciones para profundizar la integración del sector automotor y darle un desarrollo equilibrado a las estructuras productivas y al comercio.
Las reuniones técnicas se extenderán hasta mañana, y según confiaron fuentes oficiales, el diálogo se centra en buscar un equilibrio entre lo que comercian ambas naciones
El Protocolo 42 de Acuerdo de Complementación Económica (ACE) 14, conocido como acuerdo automotor, establece que por cada dólar que se exporta a Brasil se puede importar 1,5 dólares, relación denominada flex o cupo.
Pero el sector autopartista argentino se sumó a la denuncia de que varias automotrices están incumpliendo el acuerdo automotor con Brasil, al importar por encima de los niveles establecidos para el comercio bilateral del vehículos y componentes.
Fuentes de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) indicaron a Télam que entre julio de 2015 y enero de este año se importó 2,1 dólares por cada dólar exportado, lo que implica un incumplimiento del llamado flex.
“Para lograr que el flex acumulado esté por debajo de lo permitido, en los 29 meses restantes del acuerdo, hasta junio de 2020, debería tener un valor de 0,95 dólares de importación por cada uno de exportación”, precisaron los fabricantes de piezas.
El 23 de enero, la Secretaría de Industria emitió dos resoluciones con relación al procedimiento a seguir para establecer el arancel a tributar en aquellos casos en los que se exceda la cantidad importada permitida, que incluye desde penalidades a un fuerte aumento de las exportaciones, medida dictada ante el ya sistemático incumplimiento del flex.
Si bien en los últimos meses la economía brasileña mostró signos de recuperación, lo que hizo que se incrementaran las exportaciones de autos argentinos hacia el principal socio del Mercosur, todavía la importación de autos desde Brasil sigue muy por encima de lo que fija el cupo.