FUNCIONARIO DEL MINISTERIO DE SEGURIDAD INSISTE EN QUE NO SE DESCARTA “NINGUNA HIPÓTESIS” EN EL CASO MALDONADO

26

El secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Legislaturas del Ministerio de Seguridad de la Nación, Gonzalo Cané, insistió en que no se descarta “ninguna hipótesis” respecto de la desaparición del joven Santiago Maldonado e indicó que hoy, en el marco de la causa, se realizará “un análisis de tierra a la vera del río” Chubut.
No obstante, el funcionario, que se encuentra en Esquel, indicó que “el piedrazo” que uno de los gendarmes que estuvo más cerca del río durante el operativo en la comunidad mapuche (Pu Lof) de Cushamen, en el que fue visto por última vez Maldonado, admitió haber arrojado contra uno de los manifestantes, “podría comenzar a ser el hilo que va a develar lo que pasó ahí”.
En este sentido, en el marco de una entrevista que concedió esta mañana desde Esquel a radio Rivadavia, Cané sostuvo que “esas piedras pueden pesar entre 500 y 750 gramos”, y planteó que, “si cae sobre una cabeza, con su parte filosa, pudo haber pasado cualquier cosa”.
“No se puede descartar nada. No descarto ninguna hipótesis… que haya sido un gendarme en particular y un grupo haya tomado decisiones incorrectas, pero no hay que mezclar las conductas que pudieron tener algunos gendarmes con el valor que reviste una fuerza nacional como la Gendarmería tanto para la Patagonia como para todo el país”, afirmó el funcionario de la cartera encabezada por Patricia Bullrich.
Asimismo, apuntó que “hoy va a haber un análisis de tierra a la vera del río (Chubut) porque se ha encontrado una suerte de movimiento de tierra, que también puede responder a cualquier razón pero hay que investigar”.
Por otro lado, el funcionario dio cuenta de la posibilidad de que, en el marco del operativo, hubiesen sido efectuados disparos con bala de goma -algo que, según versiones periodísticas, un gendarme habría admitido en su testimonio en el marco de la investigación interna realizada por la Gendarmería, que fue entregado a la Justicia- porque -afirmó Cané- “es el tipo de munición que utilizan las fuerzas de seguridad para prevenir el menor daño posible en manifestaciones y para evitar o poder neutralizar disturbios”,
Además, remarcó que “los hechos sucedidos a la vera de ese río pueden no haber sido visto por todos”, con lo cual se trata de “una situación bastante compleja”.
Por otra parte, consideró “llamativo” que “el día 16 se hace un allanamiento grande en el lof y las tres pruebas que había, oloríferas, que eran un cuello, una gorra y un buzo dan positivo en el terreno” y sostuvo que, de “estas prendas, diferentes personas aseguraban, en el caso de la gorra, que pertenecían a Maldonado”.
“Por el tipo de zona donde se hace la prueba, el rastro no puede durar más de 24 hora, o sea que esto ubicaría vivo a Santiago el día 15. Uno de esos buzos da positivo a restos genéticos de Santiago y el cuello da positivo en el domicilio que tenia Maldonado en la ciudad del Bolsón; entonces también hay pruebas que lo ubican vivo en el lof el día 15”, consignó Cané.
Sin embargo, remarcó que eso “no justifica que dejemos de buscarlo porque una prueba arrojó que podría estar vivo” y “continuamente van surgiendo cosas”.
“La gorra, si uno ve las grabaciones, la encuentran los mapuches de lof y le indican al especialista, el día 5, acá está la gorra que usaba Santiago. Ellos son los que la encuentran con el especialista que había ido con los perros. El cuello lo aporta la familia y el buzo lo aporta una persona que dice ser uno de sus mejores amigos y participa activamente de la comunidad”, precisó Cané.
También consideró “temerario” hablar de “encubrimiento institucional” -en relación a la actuación de Gendarmería dentro de la comunidad mapuche- porque “engloba una cantidad enorme de gente”, e insistió en remarcar que “había tres escuadrones de gente diferente que no se conocían, con lo cual un encubrimiento de esa magnitud es enorme”.