Frigerio analizó la evolución de los créditos hipotecarios

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y el secretario de Vivienda Iván Kerr, mantuvieron hoy una reunión con representantes del sector inmobiliario para avanzar en medidas que hagan más accesible la toma de créditos hipotecarios y dar respuesta a quienes ya obtuvieron el préstamo y todavía no concretaron la compra, tras la turbulencia cambiaria registrada en los últimos días.
En tanto, de parte del gobierno se informó que se duplicará el subsidio para la gente que ingrese al programa PROCREAR, que pasará de 1 a 1,9 millones de pesos.
En ese marco, Frigerio destacó que “tuvimos un crecimiento exponencial de los créditos hipotecarios” y aunque “la turbulencia cambiaria de estos días trajo incertidumbre, todos estamos de acuerdo con que el impulso a los créditos UVA fue una excelente decisión”.
En el encuentro, celebrado en Casa de Gobierno, estuvieron presentes el jefe de Gabinete del ministerio, Camilo Di Boscio; el director de Política Habitacional, Marcelo Busellini; y el director nacional de Acceso al Financiamiento para la Vivienda, Alejandro Sparacino.
Por el sector privado participaron el presidente del Colegio Profesional Inmobiliario CUCICBA, Armando Pepe; y el vicepresidente de la Asociación de Empresarios de la Vivienda, Gustavo Llambías; junto con los titulares de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos, Ricardo Sáenz Valiente; y el representante de la Federación Inmobiliaria de República Argentina, Marcelo Babenco.
También fueron parte de la reunión los presidentes de la Cámara de Desarrolladores de Córdoba, Carlos Lascano; del Colegio de Martilleros y Corredores y del Colegio Profesional de Corredores Inmobiliarios Marcelo Feuillade y Rene Frankenberg, respectivamente, todos de la provincia de Córdoba; de CEDUC, Pablo Bailán; de la Cámara de Martilleros y Corredores de San Isidro, Miguel O’Reilly; el especialista en Real State Damián Tabakman; y José Rozados, el representante de Reporte Inmobiliario.
Por el sector bancario estuvieron el vicepresidente del BCRA, Horacio Liendo; el director Nacional de Mercado de Capitales y Seguros, Federico Orteu; los presidentes de ADEBA, Javier Bolzico; y de ABA, Claudio Cesario, entre otros.
El ministro Frigerio agradeció a los presentes el “apoyo” brindado y también “que se hayan acercado para poder poner sobre la mesa diferentes alternativas”, al considerar que “tienen la información de primera mano y son bienvenidas las soluciones o sugerencias”.
Kerr, por su parte, se refirió a la situación creada por la fuerte suba del dólar y dijo que “sabemos lo que la gente está viviendo, por eso, junto con el sector inmobiliario y los bancos públicos y privados, vamos a trabajar en conjunto y buscar alternativas para superar esta problemática”.
Kerr convocó a generar una agenda de trabajo para “poder construir y sostener esta gran herramienta, que nos ha dado la vuelta al crédito hipotecario y permitió que más familias accedan a la casa propia”.
Por el sector inmobiliario, Armando Pepe -en diálogo con Télam- dijo que “es positivo que el gobierno convoque a los distintos sectores” ante la fuerte suba del dólar.
Pepe detalló que “alguien que iba a comprar un departamento de u$s 150 mil, y tenía u$s 50 mil ahorrados y en octubre o noviembre fue a los bancos para obtener un crédito con UVA y para llegar a los u$s 100 mil le daban 1,7 millones de pesos, hoy con un dólar a casi 25 necesita 700 mil pesos más”.
Según datos que manejan los referentes del mercado inmobiliario, en los últimos 15 días se cancelaron el 30% de las operaciones que estaban por ser firmadas en la ciudad de Buenos Aires.
En ese contexto, Pepe informó que los representantes del sector “pedimos que los bancos actualicen ese monto que se le daba a la gente para que no se caiga la escritura”.
El presidente de CUCICBA dijo que hubo “consenso” en pedir a los bancos que agilicen el trámite de otorgamiento de créditos, que actualmente demoran entre 120 y 150 días.
Respecto a la construcción, Pepe dijo que el sector “quiere impulsar que los bancos activen la circular 6250 del Banco Central, que autoriza a las entidades bancarias a dar créditos a los desarrolladores desde el pozo” para promover la inversión.
“Si desde el sector inmobiliario lográramos que un porcentaje mínimo de la gente que está subida a la bicicleta financiera, con las Lebacs y con todos los papeles que están dando unos intereses altísimos, vinieran a invertir al sector productivo de la construcción, tendríamos más obras, más ocupación de mano de obra, más viviendas y más créditos, comenzaría a funcionar la rueda”, aseguró.
Por último, Pepe descartó que el aumento del dólar afecte las cuotas de los créditos UVA como lo hizo la Ley 1050 en épocas de la hiperinflación: “Los créditos UVA tienen una cláusula gatillo que es fundamental: si por la inflación la cuota superara el 25% del ingreso del grupo familiar, ese aumento puede pasarse al final del crédito, y el que pidió un crédito a 20 años pagará 21, 22, 23, pagará más tiempo pero nunca le va a explotar la cuota en las manos”, concluyó.