FRANCIA DICE QUE EUROPA NO ES “VASALLO” DE EEUU Y QUE PUEDE COMERCIAR CON IRÁN

El gobierno de Francia dijo hoy que los países europeos deberían enfrentar la decisión del presidente Donald Trump de incumplir el acuerdo nuclear con Irán y no actuar como “vasallos” de Estados Unidos, en medio de tensiones por el futuro del pacto y de temores luego de un enfrentamiento sin precedentes entre Israel e Irán en Siria.
La canciller alemana, Angela Merkel, dijo hoy que el anuncio de esta semana de Trump socava la confianza en el orden mundial, pero se mostró menos combativa que el gobierno francés y dijo que la salida de Estados Unidos del pacto de 2015 no es razón para poner en entredicho la importancia del vínculo transatlántico.
En Irán, en tanto, miles de personas tomaron las calles en varias ciudades para protestar contra la decisión de Trump, que según los defensores del acuerdo nuclear podría derivar en un conflicto armado o en una carrera armamentista que profundicen la inestabilidad en Medio Oriente.
Los gobiernos europeos buscan formas de proteger miles de millones de dólares en comercio con Irán que podrían perderse debido a la decisión de Trump de volver a imponer sanciones económicas a Teherán y a cualquier país que negocie con el país persa.
El presidente estadounidense argumentó que el acuerdo, que permitió un levantamiento de sanciones a cambio de limitaciones a las actividades nucleares de Irán, no era lo suficientemente restrictivo.
El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, dijo a la radio Europe-1 que Europa no debería aceptar que Estados Unidos sea “el policía económico del mundo”.
“¿Queremos ser vasallos que obedecen decisiones de Estados Unidos y se cuelgan del dobladillo de sus pantalones? ¿O queremos decir que tenemos nuestros intereses económicos, y que consideramos que seguiremos comerciando con Irán?, se preguntó.
Aunque con críticas a Trump, la canciller Merkel adoptó un tono más moderado.
“No está bien cancelar de manera unilateral un pacto que fue aprobado unánimemente por el Consejo de Seguridad de la ONU. Eso disminuye la confianza en el orden internacional”, dijo la jefa de gobierno.
“Este es un evento serio, tenemos que decirlo, pero no es rezón para poner en cuestión toda la asociación transatlántica”, agregó Merkel durante un acto en la ciudad occidental alemana de Münster, informó la agencia de noticias DPA.
La canciller reconoció que es incierto “hasta qué punto podemos mantener vivo el acuerdo nuclear si una potencia económica gigante no forma parte de él”.
Desde Bruselas, la UE anunció hoy que los cancilleres de Irán, Francia, el Reino Unido y Alemania se reunirán la semana que viene en la capital belga para discutir los siguientes pasos.
Los otros dos firmantes del acuerdo, Rusia y China, también han prometido mantener el acuerdo, conocido técnicamente como JCPoA.
Hoy, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y Merkel hablaron por teléfono y “coincidieron en la importancia crucial de conservar el JCPoA para la seguridad internacional y regional”, informó el Kremlin en un comunicado.
Le Maire propuso crear un cuerpo europeo que tenga los mismos poderes que el Departamento de Estado norteamericano para castigar a compañías extranjeras por sus prácticas comerciales.
Como resultado de las nuevas sanciones de Estados Unidos, las compañías de todo el mundo deberán dejar de hacer negocios con Irán si no quieren ser penalizadas.
Las sanciones no sólo imponen estas restricciones a las empresas estadounidenses, sino que impedirán a las compañías de otros países usar los bancos de Estados Unidos a menos que corten sus vínculos con Irán.
Gobiernos europeos intentaron durante meses convencer a Trump de no retirarse del acuerdo. Tras su fracaso, ahora temen que esto desate un conflicto regional.
Las tensiones militares entre Irán e Israel ya han recrudecido, y los precios del petróleo están en alza ante esta incertidumbre.
Las compañías fabricantes de aviones Airbus y Boeing, petroleras y automotrices como las francesas Renault y Peugeot podrían ser las más afectadas.
Le Maire aseguró que está en contacto directo con el secretario del Tesoro de Estados Unidos para conseguir exenciones para las empresas francesas, aunque agregó que no tenía “ninguna ilusión” de una respuesta norteamericana generosa.
Miles de iraníes protestaron hoy contra Estados Unidos en Teherán y otras ciudades.
Las manifestaciones se asemejaron a marchas previas relativamente agresivas pero ordenadas, como ha sido casi la norma desde que Hasan Rohani ocupa la Presidencia del país, desde la cual ha buscado un acercamiento a Occidente.
Analistas creen que la decisión de Trump es políticamente muy perjudicial para Rohani, ya que envalentona a los sectores ultraconservadores rivales del presidente, que siempre habían dicho que Estados Unidos iba a violar el acuerdo.
Estos sectores quieren una respuesta drástica, como reanudar el enriquecimiento de uranio -una posibilidad que el propio Rohani ha evocado- o incluso prohibir las inspecciones nucleares de la ONU o retirarse del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP).