Flybondi, la primera aerolínea ultra low cost del país, reafirma su estrategia comercial y operativa para el segundo semestre del 2019 con nuevas rutas regionales, más frecuencias en sus vuelos domésticos y cambios en su estrategia operacional. 

En este marco, recientemente anunció que se convertirá en la primera aerolínea low cost en unir Brasil con Argentina. Específicamente la ruta Buenos Aires-Río de Janeiro que operará desde octubre; y la de Buenos Aires-Florianópolis que lo hará en diciembre. 

Con motivo de la alta demanda a Brasil y a solo un mes a la venta, ya se sumó una nueva frecuencia a Río de Janeiro que pasa así de tener 3 a 4 vuelos semanales a partir de diciembre.

Este plan de expansión de Flybondi en la región tiene por objetivo ofrecer vuelos a tarifas bajas entre Argentina y los países vecinos y en varios de estos, ser la primera opción low cost para viajar. Tal es el caso de Paraguay, país al que comenzó a operar hace tan solo 7 meses y hoy ya tiene mayor cantidad de frecuencias y en los últimos dos meses logró ser la segunda aerolínea con mejor ocupación con un promedio del 70,67% entre enero y junio. 

Con respecto a la red de cobertura de vuelos domésticos, también durante la segunda mitad del año la compañía aumentará frecuencias de varias de sus rutas a partir de octubre y de manera progresiva. Se destacan: Buenos Aires-Córdoba y Buenos Aires-Posadas que pasarán a tener un vuelo diario; Buenos Aires-Trelew, Buenos Aires-Bariloche, Rosario-Iguazú, Córdoba-Iguazú y Córdoba-Salta aumentan frecuencias y mejoran sus horarios. Asimismo, la conexión Mendoza-Bariloche comenzará a operar nuevamente a partir de noviembre y las rutas Rosario-Tucumán y Mendoza-Neuquén pasarán a ser estacionales.  

Dada la continuidad en el crecimiento de su operación, a partir de octubre la compañía tendrá toda su flota basada en el Aeropuerto Internacional El Palomar (actualmente una de sus aeronaves está posicionada en Córdoba). Con este cambio, se busca una optimización comercial y operacional que permitirá mejorar toda la programación de vuelos y fortalecer la operación de cara al segundo semestre. 

Esta decisión no afectará la actividad operativa en Córdoba. De hecho, la escala mantendrá una actividad estratégica para la aerolínea ya que desde allí se operan 5 rutas. Además, gracias a la optimización de la programación total, pasará a tener mayor cantidad de vuelos semanales. Con respecto al personal de la base Córdoba, una parte del equipo permanecerá en dicha escala y otra se trasladará a Buenos Aires. Este movimiento operativo no implicará despidos ni reducción de personal, ya que la compañía requiere de esa misma cantidad de empleados en El Palomar. De hecho, la empresa ha establecido una serie de iniciativas salariales y de apoyo económico y administrativo en pos de colaborar con este traslado.