FIJAN FECHA PARA QUE LAS PARTES PRESENTEN SUS ALEGATOS EN EL JUICIO POLÍTICO AL CAMARISTA FREILER

El Jurado de Enjuiciamiento fijó para el próximo jueves a la mañana la audiencia para alegar en el juicio que se le sigue al suspendido camarista federal Eduardo Freiler, por presunto mal desempeño de sus funciones.
Luego de escuchar a tres testigos, el tribunal declaró “concluida la etapa probatoria” y convocó a las partes para que, pasado mañana, a partir de las 9, formulen, respectivamente, la acusación y la defensa, con un tiempo máximo de dos horas para cada parte.
En primer turno lo hará la parte acusadora, representada por los consejeros de la magistratura Pablo Tonelli y Miguel Piedecasas, y “a la tarde” el abogado de Freiler, José María Olivares, tendrá la posibilidad de refutar los cargos.
Antes el Jury había escuchado los testimonios del financista Martín Di Paola (quien pertenece a la financiera que prestó dinero a Freiler para la adquisición de un inmueble en el Conurbano Bonaerense próximo a la quinta de Olivos) y los letrados Guillermo Lipera y Ricardo Monner Sans, estos dos últimos denunciantes de Freiler por su “injustificado incremento patrimonial”.
Lipera, como titular del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, dijo que lo hizo basado en una nota publicada en el diario Clarín y coherente con la posición de la asociación que preside, que “reclama más transparencia” en el Poder Judicial.
Monner Sans, quien hizo la denuncia como “ciudadano”, letrado y presidente honorario de la Asociación Civil Anticorrupción”, recordó que también tiene dos denuncias penales contra Freiler, una de las cuales fue reabierta en los últimos días, al dejarse “sin efecto” el sobreseimiento que favorecía al camarista.
Previo a la declaración de los testigos, el Jurado rechazó, por mayoría, un planteo de nulidad efectuado por la defensa y Freiler dijo entonces que “lo que está en juego” en el marco del jury de enjuiciamiento no es su cargo, sino “la posibilidad que tienen algunas mayorías circunstanciales de remover a un juez”, con lo que reeditó un planteo que fue rechazado expresamente en la justicia federal.
La queja del suspendido camarista se vincula con la mayoría, “circunstancial” según su postura, con la que el plenario del Consejo de la Magistratura aprobó su suspensión por seis meses y enviarlo a juicio para que se decida si debe o no ser removido.
El “jury” fue decidido por la estricta mayoría de 8 votos contra 4, que Freiler atribuyó a las vicisitudes y demora de la Corte y el Consejo a recibirle juramento al diputado nacional Mario Pais.
Para la defensa “se ejecutaron actos administrativos con el único propósito de que no se sumara el miembro que faltaba” con lo que “se alteraba la mayoría especial” que requería los dos tercios de los presentes.
“Eso se llama desviación de poder”, argumentó el abogado de Freiler.
El Consejo había quedado con 12 de sus 13 miembros porque Ruperto Godoy fue removido por no ser abogado, lo que fue recordado por Freiler al aludir a la condición de “contador” de uno de los miembros del Jury.
Pablo Tonelli afirmó en la audiencia que Freiler “dijo que los lotes de Necochea tienen valor insignificante”, pero que “no importa el valor, sino la omisión”, en la declaración jurada. Además, le reprochó “no haber pagado ningún impuesto” y considerar “que es válido no pagar impuestos y pagar autos carísimos, motos y yates”
Además, sostuvo que si bien Freiler rechazó haber incrementado su patrimonio en 16.000.000 de pesos, “reconoció un crecimiento injustificado de 1.900.000 pesos” lo que constituye una “confesión” que por sí sola “sería suficiente para dar por terminado el juicio”.
Luego que, el 17 de agosto último, el Consejo decidiera suspender y requerir el juicio político de Freiler, ingresaron en el cuerpo nuevas denuncias contra el camarista, que tienen un tratamiento independiente en la Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura.
El consejero Miguel Piedecasas, el otro integrante de la acusación del Consejo de la Magistratura, recordó que Freiler “omitió en su declaración jurada” la existencia de “cinco cuatriciclos y un arenero”. Destacó que esos bienes se descubrieron porque “fueron extraídos de la declaración jurada de otra jueza, ex esposa del magistrado”. Afirmó que esos vehículos “estaban reconocidos por la doctora Pérez Pardo como de propiedad de Freiler”.
Piedecasas volvió, como Tonelli, sobre “los once inmuebles en Costa Bonita, Necochea”. Dijo que hubo “falseamiento de datos del origen de estos bienes”, porque “en la declaración jurada aparecen como donación, pero la escritura pública dice que se trata de una compra-venta”. Explicó que “en 2012, la madre (de Freiler) los compra en comisión”.
Freiler presentó una acción de amparo y pidió una medida cautelar para seguir ejerciendo sus funciones, pero la solicitud del dictado de una resolución provisoria fue desestimada por el juez en lo contencioso administrativo federal Esteban Furnari, tras evaluar un informe del Consejo.
El jurado de enjuiciamiento está presidido por Inés Cantisani e integrado por los senadores Walter Barrionuevo y Silvia Giacoppo, los diputados Hugo Marcucci y Diana Conti, el juez Mario Márquez y el abogado Raúl Piaggio.