El presidente electo Alberto Fernández compartió un asado con el jefe del sindicato de camioneros, Hugo Moyano, y otros gremialistas, ante quienes dijo que es necesaria “una reforma laboral que debería darse por sectores” mediante la “modernización de los convenios colectivos y sin que signifique una pérdida de derechos ni de reducción salarial”, informaron fuentes allegadas al encuentro.


Fernández visitó al ex jefe de la CGT en la Federación de Camioneros en el barrio porteño de San Telmo, a la que llegó alrededor de las 13.30 y donde estuvo más de dos horas reunido con los referentes sindicales del “moyanismo”.


Según fuentes del encuentro, primero hubo una reunión de media hora entre Fernández, Moyano y una mesa chica de dirigentes en una oficina del segundo piso del sindicato, en Caseros al 900 de esta capital, y después se dirigieron a la planta baja, sumando a otros gremialistas a la reunión, que incluyó un asado.

(Fuente: Télam)