FACEBOOK CREÓ UN EQUIPO DE INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Facebook formó un equipo especial de científicos y creó un software para que sus sistemas de inteligencia artificial (IA) tomen “mejores decisiones éticas” en cuanto a los contenidos de la plataforma, anuncio que la tecnológica hizo al cerrar la F8, la conferencia de desarrolladores que concluyó ayer en Estados Unidos.
“Los equipos entrenaron con éxito un sistema de reconocimiento de imágenes en un conjunto de 3.500 millones de fotos disponibles públicamente, utilizando las hashtags en dichas fotos en lugar de anotaciones humanas”, dijo Mike Schroepfer, director de Tecnología de la empresa.
Señaló además que “esta nueva técnica permitirá a nuestros investigadores expandir su trabajo mucho más rápido, y ya lo han usado para obtener una precisión récord del 85.4% en el benchmark (prueba de rendimiento) de ImageNet (base de datos visual diseñada para usar en la investigación de software de reconocimiento de objetos visuales)”.
“Ya pudimos aprovechar este trabajo en producción para mejorar nuestra capacidad de identificar contenido que infringe nuestras políticas”, aseveró el ejecutivo.
Durante el evento también se presentó la nueva versión de PyTorch 1.0, la herramienta de investigación y producción de IA de código abierto de la firma.
Esta tecnología “ya se está utilizando a escala, incluyendo la realización de casi 6.000 millones de traducciones de texto por día para los 48 idiomas más utilizados en Facebook”, destacó Schroepfer.
En realidad virtual, estas herramientas “han ayudado a implementar nuevas investigaciones en la producción para hacer que los avatares se muevan de manera más realista”, añadió.
Asimismo, aclaró que el kit de herramientas de PyTorch 1.0 “estará disponible en versión beta en los próximos meses”.
En relación a la realidad virtual y aumentada, la compañía destacó durante la F8, la creación de “un sistema de prototipo que puede generar reconstrucciones tridimensionales de espacios físicos con resultados sorprendentemente convincentes”.
También se habló de “los 3.800 millones de personas en todo el mundo que no tienen acceso a Internet”, por lo que para aumentar la conectividad en todo el mundo “nos centramos en el desarrollo de tecnologías de próxima generación que pueden ayudar a reducir el costo de la conexión, para llegar a los que no están conectados”.