El intercambio comercial con Brasil arrojó en abril un déficit de casi 700 millones de dólares, con un crecimiento de 4,4% interanual, y representó el menor incremento del rojo bilateral desde enero de 2017 gracias al alza del 39% de las exportaciones hacia el vecino país.
Así lo informó la consultora Ecolatina en base a datos oficiales del gobierno brasileño, en el que consignó que las exportaciones argentinas crecieron 39% en términos interanuales, superando los 970 millones de dólares mientras que las importaciones avanzaron 22% hasta rozar los 1.670 millones de esa moneda.
De esta manera, al cerrar el primer cuatrimestre del año, la consultora estimó que el déficit bilateral superará los 9.000 millones de dólares en 2018, con un crecimiento del déficit en torno a 10% intranual.
Como resultado, “por segundo mes en lo que va del año -el primero había sido en febrero-, las ventas al principal socio comercial crecieron más que las compras”, destacó el análisis.
“Dado que esperamos que la economía brasileña consolide su recuperación, y que nuestro país desacelere su tasa de crecimiento, esta dinámica continuaría en los próximos meses”, destacó el informe de Ecolatina.
Además, y como producto de que las exportaciones argentinas a Brasil crecieron por encima de sus compras totales, la participación en las importaciones del vecino país creció en 0,6 puntos porcentuales, alcanzando 7,1% del total.
Ecolatina destacó, además, que “las importaciones desde Brasil alcanzaron su décimo octavo mes consecutivo con una tasa de crecimiento interanual de dos dígitos, lo que marca un hecho inédito en la historia reciente de la economía argentina”.
Más allá del incremento del rojo, “las exportaciones volverán a crecer por segundo año consecutivo, algo que no sucedía desde 2010-2011” pero seguirán por debajo de US$ 11.000 millones, lejos de los US$ 14.000 millones vendidos en el 2014.